¿Cómo operaba la banda narco peruana con conexión en San Francisco? – Hay 8 detenidos

¡Compartir es demostrar interés!

Ocho detenidos, siete hombres y una mujer, el secuestro de una importante cantidad de cocaína, marihuana, elementos para el fraccionamiento de la droga, celulares, armas de fuego -algunas de grueso calibre – y dinero en efectivo fue el saldo de un fuerte operativo antinarcotráfico efectuado por la Policía Federal Argentina por orden de la Justicia Federal de San Francisco.

Fueron 14 los allanamientos realizados de forma simultánea en nuestra ciudad (3), del lado santafesino en Frontera (1) y el resto en la ciudad de Córdoba donde se logró desbaratar una banda narco peruana con conexión en San Francisco.

Entre los detenidos se encuentra uno de los líderes de esta agrupación que en la causa llamaron “la banda de los peruanos”, pero que en el mercado de la droga se conocían con otro nombre. En tanto, hay un prófugo que sería el principal cabecilla, el que habría logrado salir del país.

Un detenido en nuestra ciudad

También fue aprehendido un vecino de nuestra ciudad que habría sido identificado como Sebastián Acosta. Fue sorprendido cuando arribaba a la Terminal de Ómnibus de la capital provincial a bordo de un micro que había tomado a las 5.30 en San Francisco. A esa hora aproximadamente, efectivos de la División Drogas de la delegación local de la Federal irrumpían en su casa de calle Roma al 2600, en barrio Hernández, con una orden de allanamiento y para su detención.

Otro domicilio allanado en San Francisco está en calle Sarmiento al 600 de barrio Catedral y en Frontera, una vivienda de calle 3 al 800. Si bien en estos no se registraron detenciones, no se descartan.

El operativo en calle Roma al 2600 

Una investigación que demandó seis meses

La investigación para desarticular “la banda de los peruanos” comenzó hace unos seis meses y está a cargo del fiscal federal de San Francisco, Luis María Viaut, bajo las órdenes del juez federal Pablo Montesi.

Pese al hermetismo que rodea la causa, fuentes oficiales informaron a LA VOZ DE SAN JUSTO, los líderes de la banda que opera desde Córdoba son de nacionalidad peruana, al igual que muchos de los otros integrantes, aunque no el detenido en San Francisco.

Para tener una magnitud del negocio que mueve el narcotráfico, basta mencionar que actualmente el kilo de cocaína se vende a un valor de 6.200 dólares, por lo que el valor de los 2 kilos y medio incautados en este operativo asciende a un millón de pesos aproximadamente.

El operativo en calle Sarmiento al 600 

“Policía, policía, tírense al suelo”

Los efectivos de la Federal irrumpieron en horas de la madrugada en la casa que Acosta ocupa junto a su familia en calle Roma al 2600. Al grito de “policía, policía tírense al suelo”, ingresaron y desde la calle, el equipo periodístico de LA VOZ DE SAN JUSTO pudo escuchar el disparo de un escopetazo. En tanto, el hombre buscado no se hallaba allí, aunque luego fue aprehendido en Córdoba.

El operativo en calle 3 al 800, en Frontera 

Cómo llegaba la droga 

Esta organización narcocriminal de alcance nacional distribuía droga a alta escala al menos en 14 puntos de venta entre Córdoba, San Francisco y Frontera. A su vez, la misma banda “proveía” del estupefaciente a otras partes del país, provincias como San Luis y Mendoza.  

Dentro de la organización había distintos roles que en la jerga narco responden a las nominaciones de “tío” (jefe), “primo” (mula) y “hermano” (vendedores). Precisamente, un “tío” por ahora es fugitivo, pero otro narco sindicado como su “mano derecha” fue capturado. Además cayeron “primos” y “hermanos”, “la banda fue desarticulada, resta la detención de una persona”, se limitó a informar a este diario una fuente cercana a la investigación.

Ahora bien, ¿cómo llegaba la droga a San Francisco? El estupefaciente era cocaína la mayoría de las veces, que llegaba de a un kilo cada un mes y medio, aproximadamente.

La droga viajaba con uno de los detenidos a borde de un colectivo interurbano que pedía descender antes de llegar a la Terminal de Ómnibus. Lo hacía en Bv. 9 de Julio y Caseros y en algunas oportunidades caminaba hasta Juan B. Justo. En esos puntos era “levantado” por una moto conducía por quien lo llevaría luego a la entrega.

Parte de lo secuestrado en Córdoba 

La persona detenida en San Francisco, aparentemente, no tenía contacto directo con la droga, pero era la conexión logística en esta ciudad con la banda que opera en Córdoba.

El portador de la droga era siempre era la misma persona, la que fue seguida por los investigadores durante un largo tiempo confirmando el repetido recorrido. El estupefaciente era después vendido en nuestra ciudad. 

Cómo sigue

En los próximos días, el juez Montesi le tomará declaración indagatoria a los 8 detenidos los que serán traídos desde Córdoba hasta el Juzgado Federal local.

Luego resolverá si se realizarán nuevos procedimientos o si ordena nuevas detenciones. 

La Voz de San Justo