Ingreso de camiones al Gran Rosario cae 43% en la cuarentena: cuál es el riesgo para la economía

Desde el viernes 20 de marzo, día en que comenzó a regir el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno para combatir la pandemia mundial de coronavirus, el ingreso de camiones a los puertos agroexportadores del Gran Rosario se redujo 43 por ciento.

Según los datos diarios que informa la firma Agroentregas a través de sus redes sociales, en 11 días entraron a las plantas ubicadas a la vera del Río Paraná un total de 29.862 camiones, casi 23 mil menos que los 52.658 de igual lapso del año pasado.

Si bien la producción y distribución de alimentos está exceptuada de la cuarentena, las fábricas han tomado algunas medidas como restringir la cantidad de cupos diarios que entregan para evitar recibir una excesiva cantidad de transportistas. 

Pero a su vez, el transporte viene siendo afectado por la decisión de numerosos municipios de prohibir el paso de camiones por las rutas que atraviesan sus ejidos, lo que complica el traslado de mercadería agropecuaria.

Otra forma de dimensionarlo es a través de las toneladas cargadas por los buques que zarparon desde las terminales portuarias. 

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), entre el 23 y el 25 de marzo, se habrían cargado 139.976 toneladas de maíz; 110.941 toneladas de subproductos de soja; 35.000 toneladas de trigo y 3.000 toneladas de aceites. Una semana antes, habían sido 381.224 toneladas de maíz, 187.766 de subproductos de soja; 27.200 de aceites y 30.000 de biodiesel. 

Es decir, que si se compara el total de cargas entre una y otra semana, se registra una caída del 54 por ciento. 

Riesgo económico

Esta situación constituye otro viento en contra para una economía argentina que acumula una larga recesión y que ahora enfrenta un nuevo derrumbe como consecuencia de la parálisis obligada por el coronavirus.

Sucede que las terminales ubicadas al norte y al sur de Rosario constituyen la mayor fuente de dólares que tiene el país.

En otro reporte, la Bolsa rosarina estima que los complejos oleaginoso (soja, girasol y maní, con sus subproductos) y cerealero (principalmente trigo y maíz) representaron el año pasado el 44 por ciento de los despachos argentinos de exportación

Aportaron unos 29 mil millones de dólares, casi la mitad de los 65.115 millones de dólares que ingresaron al total al país por exportaciones. 

Y el grueso de esos embarques parten del Gran Rosario. Según otros informes de la BCR, casi el 70 por ciento de las exportaciones de granos parten desde allí. Y en el caso de los subproductos oleaginosos (harina, aceite y biodiesel), las plantas santafesinasconcentran el 80 por ciento de la molienda nacional

La Voz