El testimonio del primer deportista argentino que superó el coronavirus: “Tuve miedo, hubo compañeros de equipo que la pasaron mal”

El ciclista Maximiliano Richeze fue dado de alta en un hospital de los Emiratos Árabes Unidos, donde pasó 18 días internado tras contraer coronavirus.

El argentino, protagonista del Team Emirates, escribió en su cuenta de Instagram que en los últimos análisis relacionados al COVID-19 dieron negativo y por ello fue dado de alta.

Gracias a los médicos y enfermeras del hospital de Abu Dabi por haberme curado, gracias a mi equipo por su apoyo y especialmente a todas las personas por los mensajes y el afecto», escribió Richeze en las redes sociales.

El corredor de 37 años pidió también a sus seguidores en Argentina que “respeten las medidas de prevención”, y luego, en diálogo con Telam, dio detalles sobre cómo fue su aislamiento: «Tuve un poco de miedo e incertidumbre porque era un virus nuevo y los doctores no sabían cómo iba a evolucionar. No se sabía mucho del virus, ni qué iba a pasar”.

“Me daba miedo porque en el equipo había otros contagiados y no la estaban pasando bien; así que no sabía cómo me iba a afectar el virus. Al principio lo viví con un poco de inquietud, pero después me fui tranquilizando. Sabía que teníamos una doctora muy buena, que nos iba pasando informaciones y nos decía la verdad”, explicó el argentino clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio que se desarrollarán en 2021.

Su relato continuó con un detalle asombroso: “Sabía que eran muchos días. Había llegado a un estado en el que, si bien tenía los síntomas, no estaba tan mal y veía que no empeoraba. Eso me fue dando un poco de tranquilidad”.

El ganador de la medalla de oro en ruta en los Juegos Panamericanos disputados en Lima el año pasado remarcó que siempre tuvo un trato extraordinario por el personal médico, “haciendo el tratamiento desde el primer día”. “Hablaba mucho con mi familia y amigos por Whatsapp. Miraba series, tratando de no pensar mucho», admitió el ciclista, y destacó: “En la mitad de los días en los que estuve en el hospital empecé a moverme un poco, a hacer un poco de actividad, y con eso también pasaba el tiempo. Los doctores me habían aconsejado hacer algo de actividad y así la iba llevando”.

Además, reconoció que “no fue fácil salir” rumbo a Italia, donde reside, después de que le dieran el alta médica. “Ya había muchos vuelos cancelados y bloqueados. Fue bastante complicado. Hasta que no llegué a casa, mi equipo no dejó de ocuparse y hacer todo lo posible para que vuelva”, concluyó El Atómico.

Por su parte, su compañero colombiano Fernando Gaviria también dio positivo en las pruebas de coronavirus, al igual que otros dos empleados de Team Emirates, y ellos aún se mantienen en cuarentena.

A inicios de semana, la hermana de GaviriaJuliana, dijo a medios colombianos que el ciclista permanecía en un hospital de Abu Dabi, y advirtió que Fernando no ha salido negativo en las pruebas y por ello no puede abandonar la clínica.

La segunda edición del Tour de los Emiratos, una de las carreras principales al inicio de la temporada, fue cancelada cuando aún quedaban dos etapas por disputar.