(audio) – La industria del entretenimiento se organiza – Habló German Brezzo

¡Compartir es demostrar interés!

La declaración de la emergencia sanitaria ante el avance del coronavirus y la consecuente suspensión de espectáculos públicos o eventos impacta en la actividad económica. Así lo entienden bolicheros afectados por las consecuencias.

En Brinkmann, Morocco fue una de las primeras discos (en conjunto con otras de la región) en cerrar antes de la declaración de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En diálogo con LA RADIO 102.9, Germán ‘Kata’ Brezzo, propietario de Morocco Brinkmann, remarcó que la industria del entretenimiento está golpeada y con daños irreversibles.

“Es una empresa familiar. Detrás de esto hay gente comprometida y cuestiones de servicios como luz, alquileres y demás. En algún sentido, estamos tratando de hacer entender que no somos solo un lugar de ‘jodas’ o con los perjuicios que giran alrededor de la noche” enfatizó Brezzo ante el panorama incierto.

Kata informó que se están buscando soluciones para mitigar gastos, y “se está armando una cámara de entretenimiento nocturno de la que forman parte unos 300 propietarios de discos que están pasando por lo mismo”.

“Se prevé generar un pedido para recibir alguna ayuda, crédito, financiación, lo que sea de ayuda para amortiguar los gastos fijos de tener las puertas cerradas. Es complicado para sobrellevar la situación” expresó.

Según manifestó ‘Kata’, son entre 45 y 50 personas que trabajan directamente cada fin de semana en la disco, también vinculados a la noche como iluminadores, productores de shows, dee jays, fotógrafos, videógrafos, barmans, cajeras y demás que están padeciendo las consecuencias de no poder trabajar.

“Nosotros sabemos que vamos a ser los últimos en estar habilitados para volver a la actividad”, dijo.