Controles en Brinkmann y Morteros por “reuniones de amigos y en juego de bochas”

En la noche del sábado y madrugada del domingo se realizaron controles en Brinkmann para evitar las reuniones de amigos y en algunos casos “previas de jóvenes”. Una de ellas fue desarticulada en un domicilio de calle Santa María de Oro donde había unos 10 jóvenes.

También se realizaron actas en juego de bochas al campo. En todos los casos se observa la ausencia de tapabocas, numerosa concurrencia de personas y falta de distanciamiento social.

VARIOS CONTROLES EN MORTEROS

En Morteros tambien personal de Policia, Inspectoria y Grupo Tigre realizaron disitntos controles.

En un domicilio que se encontraban amigos, excediendo la capacidad y horarios establecidos por el COE Regional. A consecuencia del procedimiento aprendieron a 9 mayores y 2 menores que fueron entregados a sus padres.

En el salón de fiestas del Hipódromo del Jockey Club Morteros, donde se realizaba una fiesta de cumpleaños, donde según directivas de la Ayudante de Fiscal de turno, se intimó a los presentes (no se precisó la cantidad) por incumplimiento del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

En materia de tránsito resultaron secuestradas 2 motocicletas y 3 automóviles, siendo puestos a disposición del Juez de Faltas.También se realizaron 2 secuestros de vehículos por maniobras peligrosas; los resultados de alcoholemia a los conductores arrojaron resultado positivo, por lo que fueron trasladados a la sede policial.Por violar las medidas adoptadas para impedir la introducción o propagación de una epidemia hubo 4 detenidos y el secuestro del vehículo en la zona de la ex Siglo XXI.En referencia al exceso en horarios de cierre a kioscos y bares labraron 14 actas (con avisos anteriores en la mayoría). Además en rubro nocturno 12 notificaciones por distintas infracciones.

Desalojaron dos fiestas en casas en San Francisco con más de 100 personas

En las primeras horas de hoy, inspectores del Área de Espectáculos Públicos del municipio, junto a efectivos de la Policía de la Provincia de Córdoba y a partir de denuncias telefónicas receptadas al número de teléfono municipal 103 y la línea de emergencias 101, tomaron conocimiento que se estaban realizando fiestas clandestinas.

Una de ellas se llevó a cabo en un domicilio particular de barrio José Hernández con una gran cantidad de personas presentes en el lugar. Al llegar al domicilio denunciado, aproximadamente a las 2.10 de la mañana, en calle José Hernández al 2100, en su intersección con calle España, donde se encontraban más 50 personas, todas mayores de edad.

Otra de las fiestas clandestinas realizadas, contrariando las disposiciones de la legislación vigente por la pandemia, se ubicó en calle Cabrera al 1200 en barrio Vélez Sarsfield. En el lugar al arribar los inspectores y la Policía, aproximadamente a las 3.45, se constató la presencia de más de 80 personas, entre ellas mayores de edad y una menor.

Los inspectores municipales procedieron a labrar las actas correspondientes por violación a los DNU Nacionales, disposiciones del COE Provincial y ordenanzas y decretos municipales.

Además, los efectivos intervinientes de la Policía de la Provincia de Córdoba labraron las actuaciones correspondientes, dando aviso a la Fiscalía de Instrucción en turno.