Los jóvenes pueden enfermarse gravemente de Covid-19 y el cigarrillo es la causa principal

n Argentina y en el resto del mundo, las personas de más de 65 años son las que más padecen el Covid-19. Entre ellos, el porcentaje de fallecidos y hospitalizados es más alto.

Pero un estudio realizado en Estados Unidos concluye que ser joven no protege contra el coronavirus.

El trabajo fue realizado por investigadores del Hospital Infantil Benioff de la Universidad de California sobre 8.400 pacientes de 18 a 25 años.

Detectaron cómo la vulnerabilidad médica general era del 33 por ciento en el caso de los varones y del 30 por ciento en el de las mujeres.PUBLICIDAD

El trabajo fue publicado en el Journal of Adolescent Health.

Los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos están alertando que las hospitalizaciones entre los adultos jóvenes van en aumento.

A mediados de julio, la tasa de internación entre personas de 18 a 29 años fue de 8,7 por cada 100 mil habitantes. Esta cifra fue de 128,3 entre los mayores de 65 años.

Pero a fines de junio fueron de 34,7 y 306,7, respectivamente. Esto significa que hubo un aumento del 300 por ciento entre los jóvenes y del 139 por ciento entre los adultos mayores.

En Argentina hubo 1.479 muertes de personas de más de 60 años, 288 fallecidos tenían entre 40 y 59 años, y 57 muertes fueron de personas de 39 años o menos.PUBLICIDAD

Factor de riesgo

El factor de riesgo más frecuente entre la población joven es el tabaquismo. Otras variables tenidas en cuenta fueron asma, condiciones cardíacas e inmunológicas, diabetes y obesidad.

“El tabaquismo está asociado con una mayor probabilidad de progresión de Covid-19, incluyendo una mayor gravedad de la enfermedad, admisión en la terapia intensiva o muerte”, explica a la agencia española de noticias científicas Sinc Sally Adams, coordinadora del trabajo.PUBLICIDAD

Y agrega: “Fumar puede tener efectos significativos en los adultos jóvenes, que típicamente tienen bajas tasas para la mayoría de las enfermedades crónicas, que son otro factor de riesgo”.

El 19,8 por ciento de la muestra son fumadores, una cifra mayor que el de personas con asma (8,6 %), obesidad (3 %) y trastornos inmunológicos (2,4 %). El estudio de Estados Unidos mostró que en los 30 días anteriores, 10,9 ciento había fumado un cigarrillo, el 4,5 por ciento había fumado algún producto de tabaco y el 7,2 por ciento había fumado un cigarrillo electrónico.

Fumar tabaco es un factor de riesgo conocido en muchas infecciones respiratorias que aumenta la gravedad de este tipo de enfermedades.

En abril, un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud que revisó la bibliografía disponible determinó que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer Covid-19 en comparación con los no fumadores.

Más riesgo de contagio

Mario Virgolini, asesor del Ministerio de Salud de la Nación, aseguró a Télam que los fumadores afectados con coronavirus tienen un 50 por ciento más de peligro de agravar su cuadro durante la enfermedad e incluso corren mayor riesgo de muerte.

Además, el hábito de fumar coloca a la persona en una posición de más riesgo de contagiarse. Por ejemplo, porque debe sacarse el barbijo para dar una pitada y también implica aspirar aire con partículas que pueden contener el virus.

El fumador también pone en riesgo de contagio a las personas que lo rodean al exhalar el humo.

“Ya de por sí un cigarrillo despide unas siete mil sustancias tóxicas y ahora se agrega el peligro del coronavirus porque al ingresar al pulmón del fumador disminuye la función inmune del pulmón y, al mismo tiempo, se generan daños en las vías respiratorias superiores que lo hacen más susceptible a la gravedad de los problemas que puede causar el Covid-19”, explica Virgolini.

LA VOZ