Pasó el domingo sin reuniones familiares, pero con gente en todo lados y malestar social en redes

¡Compartir es demostrar interés!

El clima primaveral de este domingo, motivò las ganas de salir a dar una vuelta, poniendose en evidencia que el temor y prudencia que reinò en la semana mientras tuvimos un caso sospechoso, se disipò con el resultado negativo y otra volvimos a salir.

Fue un domingo sin la posibilidad de reunirnos en familia, sin embargo sí estuvo permitido salir al centro y los bares se vieron a pleno, generando el malestar social que se manifestò en las redes sociales que plantean las contradicciones de las medidas dispuestas por el COE y seguidas por el Comité de Crisis local.

También hubo mucha gente que salió con los niños y niñas a los espacios publicos, plazas y plazoletas y en muchos casos fue la Policia o Inspectores quienes advirtieron lo poco recomedable de compartir esos espacios y los juegos infantiles y los mandó a sus casas.

También hubo detenidos por asados de amigos y otras intervenciones policiales donde se secuestraron motos por ingresar a nuestra ciudad saltando las vallas de contenciòn evadiendo los puestos sanitarios. Con estas noticias las redes de nuestra emisora hirvieron con la gente planteando “que se detenga a los que roban o venden drogas y no a los amigos que comparten un asado”.

En Brinkmann, como en otras ciudades del país existe “desobediencia” en los vecinos. A pesar de la ley provincial que sanciona los incumplimientos se vieron familias tomando mate en las plazas, niños utilizando juegos y personas practicando deportes no permitidos como el fútbol y las bochas.

Pero, la “responsabilidad social” no apareció con la pandemia, sino que es una acción que debería estar presente en todos los momentos de nuestra vida. Esto es: el uso obligatorio del barbijo, lavado de manos, distanciamiento social que incluye no hacer reuniones, no utilizar juegos en las plazas, practicar deportes no permitidos, permanecer “cuarentena” en casos indicados, entre otras disposiciones.

Está claro que las autoridades municipales, policiales también evidencian cierto cansancio y comparten muchos de los planteos de los vecinos, pero no pueden escapar a las decisiones centrales del COE , puesto que el riesgo de que se escape de las manos los contagios es muy grande.-