Córdoba insiste en que no hay condiciones para volver a las aulas

¡Compartir es demostrar interés!

El largo encuentro virtual del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, con los ministros provinciales estaba terminando –anoche, al cierre de esta edición– sin definiciones sobre la vuelta a clases presenciales. Tampoco se habría presentado el “indicador epidemiológico objetivo” que permitiría evaluar, según el riesgo alto, medio o bajo, el momento del regreso a las actividades escolares en grandes urbes minimizando los riesgos de contagio para la comunidad educativa.

La reunión había generado gran expectativa en toda la comunidad educativa, que aguarda definiciones sobre cómo continuará el ciclo lectivo, que se interrumpió en su formato presencial el pasado 15 de marzo y que, desde entonces, se desarrolla de manera remota.

Córdoba anticipó ayer que las clases presenciales no retornarán a la provincia, al menos en lo inmediato, ya que las condiciones epidemiológicas no son buenas. El dato fue subrayado por la secretaria de Prevención y Promoción del Ministerio de Salud de Córdoba, Gabriela Barbás, quien aclaró, en Villa María, que la vuelta a las aulas no es por ahora una opción que se esté evaluando.

“Estamos en semanas muy críticas y vienen otras más complicadas. Tenemos más de 1.500 casos diarios, con muchas localidades con casos activos. En este momento, a mí me parece poco probable. Tenemos que esperar a estar en otra situación epidemiológica para plantearlo”, indicó la funcionaria.

El jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, Lisandro Bonelli, apuntó también en Villa María que el objetivo del Gobierno nacional y de todas las provincias es volver a clases, aunque aclaró que la prioridad es la salud.

“El Presidente y los gobernadores fueron claros: se prioriza la salud y a clases presenciales se volverá en la medida en que lo sanitario lo permita. Se trabaja en los protocolos desde el primer día. Lo que estamos discutiendo es cuándo volver. Y estamos elaborando indicadores de baja, mediana y alta complejidad para determinar en qué lugar se puede volver”, remarcó, en relación con los “indicadores epidemiológicos objetivos” que permitirían ir habilitando las clases de manera progresiva.

Al parecer, los indicadores epidemiológicos serían presentados recién hoy por el ministro de Salud nacional, Ginés González García, a los equipos de salud de cada provincia. Es decir, que no habría un indicador único para todo el país, sino uno por cada jurisdicción.

Según publicó el diario Clarín anoche, las autoridades educativas postergaron también los cambios en los protocolos para el jueves, cuando se reúna el Consejo Federal de Educación, una vez que estén definidos los indicadores.

Lo cierto es que se generó una fuerte expectativa en una reunión que, al fin, habría arrojado pocos resultados concretos.

Actividades no escolares

Hasta ayer a la tarde, circulaba un borrador de la reunión en la que Trotta tenía previsto analizar con los ministros la propuesta de realización de actividades “no escolares” o, mejor, de “actividades educativas y culturales” con alumnos con mayores desventajas educativas.

Se proponía que las provincias planificaran acciones en clubes u otros espacios para revincular a los alumnos con más dificultades a las escuelas. En esos espacios participarían también quienes estén terminando la primaria y la secundaria. Cada jurisdicción decidiría cómo hacerlo.PUBLICIDAD

Las actividades estarían enmarcadas en el programa Acompañar, que el Ministerio de Educación presentó a mediados de septiembre para los niños y adolescentes que se hubieran desconectado después del 15 de marzo. Al cierre de esta edición, con la reunión aún en ejecución, el tratamiento de este tema no pudo ser confirmado.

Indicador epidemiológico

Durante toda la semana, el Ministerio de Educación habló de la necesidad de aplicar indicadores epidemiológicos objetivos para que fuera la ciencia la que se expida respecto del momento que atraviesan las grandes ciudades de Argentina para habilitar el regreso a las aulas.

A través del modelo de indicador, se busca establecer parámetros para la toma de decisiones en aglomerados urbanos con más de 500 mil habitantes, proponiendo una escala de riesgos (baja, media o alta) que serán evaluados por la autoridad sanitaria y de educación de cada jurisdicción.

Hay sólo dos provincias con clases presenciales

Con protocolos, La Pampa y Formosa regresaron a las aulas.

Hasta ahora, sólo se retomaron las clases en aquellas provincias donde la circulación del virus es baja o nula. La Pampa y Formosa sostuvieron la reapertura, mientras que San Luis, San Juan, Catamarca y Santiago del Estero dieron pasos para el retorno, pero debieron dar marcha atrás. Según los protocolos aprobados por el Consejo Federal de Educación en julio pasado, mientras dure la pandemia sólo se podrá ocupar la mitad de las aulas, lo que requerirá un cursado mixto: presencial y virtual.

LA VOZ