Alcohol en gel en el auto: un peligro latente ante las altas temperaturas

¡Compartir es demostrar interés!

El alcohol en gel se convirtió en parte de nuestra vida diaria. De hecho, no hay lugar de la casa o espacio que no tengamos una botellita de este concentrado. Lo mismo ocurre en los vehículos porque es fundamental higienizar manubrios y volantes luego de descender del mismo para evitar cualquier tipo de propagación de coronavirus.

Sin embargo, las altas temperaturas y los vehículos expuestos al sol recalientan y la presencia de este concentrado, así como el famoso alcohol al 70% se convierte en un peligro latente, pudiendo ocasionar el incendio del medio de transporte que, según afirman especialistas, hacen falta 7 minutos para que se calcine por completo.

Ante esta realidad, los bomberos de Frontera, lanzaron una campaña de concientización a modo de prevención de retirar los productos de sanitización de los vehículos para evitar tragedias.

En palabras del cabo Javier Díaz, Jefe del Cuerpo Activo de Frontera, perteneciente a la Regional 5 de la provincia de Santa Fe, “a nivel país, ocurrieron muchos hechos de incendio por la exposición de los vehículos a altas temperaturas a causa de la presencia de botellas de alcohol en gel en el tablero o cerca del cargador de celular, y eso, al descomponerse su viscosidad y tornarse líquido, ante el gran calor sus gases se tornan inflamables pudiendo causar la combustión”.

“El alcohol en gel es un combustible y genera gases con el calor. Esta es una medida de precaución, indistintamente el porcentaje de alcohol que tenga el producto”.

Por este motivo,”le pedimos a la gente que lleve consigo el alcohol en gel o el rebajado porque más allá que lo dejemos a la sombra, el auto toma temperatura de igual modo”.

“Le pedimos a la gente que lleve consigo el alcohol en gel o el rebajado porque más allá que lo dejemos a la sombra, el auto toma temperatura de igual modo”, aseguró Díaz.

Un peligro potencial

Un estudio publicado en 2019 por el Real Automóvil Club de España concluyó que, en solo 30 minutos, el interior de un coche alcanza el doble de la temperatura que hay en el exterior, pasando de 27º C a 50º C. Al cabo de casi dos horas la temperatura en el interior del vehículo sube por encima de los 60º C. Peor aún si el vehículo es oscuro.

 Esto supone que cualquier elemento ajeno que se almacene dentro se puede convertir en un peligro potencial.

 El alcohol en gel, por presencia del calor, pierde su estado natural y se convierte en un verdadero peligro. “Estamos ante un producto de cierta viscosidad que no deja de ser alcohol. Lo mismo ocurre con el diluido al 70%”, señaló Díaz.

Lo mismo puede ocurrir con una motocicleta. “La moto corre el mismo peligro que un automóvil, porque generalmente se suele guardar este tipo de objetos en espacios cercanos a los tanques de combustible”, comentó el entrevistado.

“Estamos ante un producto de cierta viscosidad que no deja de ser alcohol. Lo mismo ocurre con el diluido al 70%”, señaló Díaz.

Con este cambio de hábitos, el Jefe de Bomberos destacó algo interesante. “Con ver que en los botiquines de primeros auxilios que se venden o se arman para llevar en los vehículos, ninguno cuenta con presencia de alcohol etílico. Esto es claramente por el alto grado de inflamación que tiene”, concluyó.

Fuente: La Voz de San Justo