Dieron positivos el 13,7% de los tests en Córdoba en la última semana

¡Compartir es demostrar interés!

La positividad, la relación entre tests realizados y casos confirmados, descendió en los últimos 7 días a 13,7 por ciento, luego de estar en un 25 por ciento en la semana anterior, según anticipó a La Voz la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud provincial, Gabriela Barbás.

El descenso en este indicador se explica por una primera corrección que hizo la Provincia de la subnotificación de casos negativos, uno de los aspectos cuestionados por el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y que dio pie a que la ONG Our World in Data decidiera dejar de publicar los datos epidemiológicos del país por entender que la información no era fiable.

La subnotificación en Córdoba siempre fue de casos negativos, aclararon fuentes del Gobierno provincial, puesto que los positivos siempre se mantuvieron al día, porque importaban, cada uno, una decisión de política de salud: el aislamiento, el testeo de contactos estrechos sintomáticos y el seguimiento de los contactos de los contactos estrechos.

La Provincia, explicaron, venía notificando al día tanto positivos como negativos, pero hace un mes, cuando se comenzó a testear con antígenos y esto permitió una fuerte ampliación diagnóstica y, fundamentalmente, la descentralización de las tareas en municipios y centros de salud, comenzó a debilitarse la notificación de negativos.

La positividad de 13,7 por ciento, agregó la Provincia, es un dato que reúne información de la red de laboratorios, entre tests de PCR y antígenos, pero todavía no refleja la cantidad de tests. “Estaríamos mejor que lo que muestran los datos. Hay una gran inversión por detrás que no se puede reflejar en los números”, destacó Barbás. 

La debilidad en la notificación es, para la funcionaria, una cuestión estructural del país. Lo que hizo Córdoba, para tratar de corregirlo, es aumentar la cantidad de efectores con acceso al sistema de notificación. Pero llevará un tiempo aún reducir la brecha en la información, admiten.