Covid-19: San Justo se prepara para la vacunación – Habrá centros de vacunación zonales

¡Compartir es demostrar interés!

Las autoridades del COE Regional junto con los intendentes del departamento San Justo se preparan para llevar adelante la vacunación. La vacuna contra el covid-19 está más cerca de ser una realidad. Mientras el gobierno espera en diciembre la llegada de las dosis de las que demuestren ser eficaces y seguras.

Solo en San Francisco el objetivo es vacunar a 11.774 personas, mientras que en el resto del departamento esa cifra podría llegar a los 59.736. Recibirán la dosis las personas de 18 a 59 años que tengan factores de riesgo, -problemas de hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares, los grupos más propensos a generar cuadros graves o fallecer por coronavirus-, los mayores de 60 años, personal de Salud y trabajadores esenciales.

El operativo será un desafío tanto por la logística, como por la conservación de la cadena de frío y el objetivo de vacunar a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible, garantizando también el acceso a las otras vacunas del calendario.

La vicedirectora del Hospital “J. B. Iturraspe” y referente del área de Inmunizaciones, Verónica Pepino dijo a LA VOZ DE SAN JUSTO que actualmente junto al Centro de Operaciones de Emergencia (COE) regional “se trabaja en la logística, la planificación y los corredores sanitarios, mientras se espera que la provincia envíe los insumos necesarios”.

La doctora Pepino, junto al director del COE y del Hospital, Valentín Vicente, mantuvo reuniones con centros y referentes de salud del departamento para organizar la estrategia a seguir.

Afirmó que para la vacuna que reciban, que se estima sería la rusa Sputnik V ya que es la que lidera el grupo de las más avanzadas en su desarrollo, “se necesitan refrigeradores con temperaturas de frío extremo ya que las dosis se conservan a menos de 18 grados bajo cero. En el Hospital contamos con un refrigerador apto pero esperamos que desde la provincia nos provean más”.

En tanto en la provincia de Córdoba el objetivo es inmunizar a 2,7 millones de personas, todos los cordobeses mayores de 18 años y la prioridad es alcanzar a vacunar a 1,1 millón de personas en enero.

Las vacunas en estudio

Argentina tiene negociaciones abiertas con cinco fabricantes de vacunas, pero la que llegaría más rápido, a fin de año, es la Sputnik V, del Instituto Gamaleya de Rusia. Estarían disponibles unas 10 millones de dosis de las cuales Córdoba recibiría entre 800 mil y un millón.

Las otras vacunas que llegarían son la de Pfizer, la AstraZeneca, cuyo principio activo se fabrica en el país pero estaría disponible recién en marzo, la china Sinopharm y la de Janssen-Johnson&Johnson.

La vicedirectora del Hospital, Verónica Pepino explicó que una vacuna “es eficaz cuando genera respuesta inmune y segura cuando no provoca efectos adversos, o si los genera son mínimos como fiebre, enrojecimiento, decaimiento, etc.”.

Afirmó sobre las vacunas en fase III que hasta ahora “se sabe que tanto Sputnik como AstraZeneca, Pfizer, Sinopharm y Janssen están a la espera de la reglamentación de la ley que declaró de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de la vacuna contra el covid-19. Todas se encuentran en fase 3 y deberán demostrar ser eficaces y seguras, luego de atravesar rigurosos controles de calidad en los diferentes y variados ensayos”.

La rusa Sputnik y la de Pfizer, las avanzadas

Afirmó que entre las más avanzadas, hubo dos que informaron resultados preliminares de sus Fases III. “Se trata de la desarrollada por Pfizer junto con BioNTech (BNT162b2 es su nombre provisional) y la del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (más conocida por su nombre Sputnik V)”, dijo.

Pepino afirmó que según los propios reportes, ” la rusa alcanzó un 92% de efectividad en las primeras pruebas de la Fase III y no hubo eventos adversos inesperados durante los ensayos. Mientras que la producida por la compañía Pfizer es ‘eficaz en un 90%’, según el primer análisis intermedio de su ensayo de Fase III, la última etapa antes de pedir formalmente su homologación”.

¿Cómo genera inmunidad cada una?

Sputnik V es una vacuna de vector viral. La doctora Pepino explicó que la desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya de Rusia “es la única que utiliza dos adenovirus humanos como vectores, uno diferente en cada dosis que se dan intramuscularmente con diferencia de 21 días”.

Aclaró que en su composición “no posee ningún elemento del coronavirus, se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular. El fármaco utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección”. “Los vectores son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección”, detalló la doctora.

Por otro lado, La vacuna que Pfizer desarrolla junto BioNTech utiliza una tecnología innovadora denominada ARN mensajero que se aplica en dos dosis vía intramuscular, la segunda 28 días después de la primera. “Este tipo de vacunas utilizan directamente el código genético de una proteína viral y al ingresar al organismo lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras, y al reconocerla se activa el sistema inmunológico. Hasta el momento no hay vacunas que utilicen esta tecnología y es esta innovadora característica la que hace que requiera ser conservada a -80 grados centígrados”, detalló la doctora Pepino.

Las vacunas en Fase III están siendo probadas en miles de voluntarios en todo el mundo.

“Cuando termine la fase y estén aprobadas, podría empezar a vacunarse la población. La FDA ya adelantó que aprobará una vacuna que demuestre 50% de efectividad, y que recibirán excepcionalmente una ‘aprobación de emergencia’, lo cual quiere decir que se pueden usar cuando termina la última fase de investigación”, aseguró la doctora.

¿Ayudarán a frenar una segunda ola?

Con respecto a si las vacunas llegarán a tiempo para evitar una segunda ola de coronavirus, Pepino dijo que según los estudios “es una posibilidad que no haya una segunda ola de pandemia en Latinoamérica”.

Explicó que las razones de que no se produzcan serían porque exista “una cantidad importante de personas que se hayan infectado (sean asintomáticos o sintomáticos) en la población y esto en la Argentina puede pasar: que se llegue a 30-40% en algunas regiones de poblaciones infectadas, por lo que la enfermedad se esparce y se alcanza un nivel de inmunidad en la población que podría evitar una segunda ola”.

“La segunda alternativa es que se adecuen los testeos, o sea que haya gran cantidad y respuesta social sanitaria para bloquear y entonces se evite que haya una segunda ola”, añadió.

 

Informe: La Voz de San Justo