Por el paro de transportistas, vuelven a complicarse las exportaciones y la liquidación de divisas

¡Compartir es demostrar interés!

El paro que están realizando transportistas autoconvocados en diversas rutas del país, fundamentalmente de Santa Fe y de Buenos Aires, suma una nueva complicación para las exportaciones de granos y subproductos, que son la principal fuente de dólares que tiene la Argentina.

Según Agroentregas, este martes por la mañana ingresaron a los puertos del Gran Rosario solo 374 camiones. Es la mitad de los que entraron el lunes y un 10 por ciento de lo usual para esta época del año: en las mismas fechas de 2020 y 2019, habían llegado a la vera del Paraná más de tres mil vehículos pesados.

Si bien los piquetes se comenzaron a levantar en las autopistas del sur de Santa Fe, hay uno muy grande que se mantiene sobre la ruta 9, a la altura de San Nicolás, al tiempo que hay otros que complican el tránsito de camiones, según la Agencia de Seguridad Vial santafesina.

En concreto, se flexibilizó el paso en las autopistas Rosario-Buenos Aires, Rosario-Santa Fe, y en las rutas 34 y A012. Sin embargo, los cortes se mantienen en la autovía 19 kilómetro 122, y en partes de las rutas 33, 7, 18, 10 y 168.

Al no permitir el paso de camiones con granos, la situación en las terminales ubicadas a la vera del río Paraná comienza nuevamente a complicarse.

Vale recordar que en diciembre vivieron un extenso paro protagonizado por los gremios aceiteros y de recibidores de granos, y la semana pasada los productores rurales realizaron un cese de comercialización que se extendió durante 48 horas.

¿Sin stock?

En este contexto, el capataz de estibadores del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), José María Ramón, que trabaja en la Hidrovía San Lorenzo-Timbués, advirtió que, de continuar esta medida de fuerza, las terminales podrían quedarse sin stock de granos en las próximas horas.

“Como es una cadena de carga continua, las terminales portuarias van a empezar a sentir el impacto dentro de 48 horas”, dijo el lunes por la tarde el dirigente gremial, según consignó la agencia Télam.

“El impacto del paro de los transportistas todavía no se nota porque las terminales portuarias tienen acopio de cereal, pero dan turnos de entrada a los barcos y como el cereal está parado en los camiones que están atascados en la ruta, dentro de 48 horas se van a quedar sin stock de cereal para cargar los barcos a los que ya les dieron turno”, agregó.

En esta línea, el capataz de estibadores recordó que “cuando empezó el paro de los aceiteros el primer día tampoco pasaba nada, pero a las 48 horas ya empezaron a sentir el impacto: esto es una cadena continua y una medida de fuerza a la larga va a impactar en ese circuito donde los barcos que vienen de afuera tienen turnos y donde utilizan a los camiones como silos, tienen el cereal parado en la ruta hasta que le dan la orden de entrar al puerto, para no perder tiempo”.

Esto ocurre justo cuando la cadena agroexportadora estaba comenzando a recuperar el desplome sufrido en diciembre por el conflicto gremial que se extendió durante 20 días y que generó un importante retraso en los envíos de mercadería argentina al resto del mundo.

Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en el último mes de 2020 el ingreso de camiones con soja habría caído 88 por ciento; y con maíz, 74 por ciento. Por esa razón, el volumen embarcado de aceites y harina de soja, principales productos de exportación, se redujo entre 66 por ciento y 75 por ciento.