La Escuela Superior Integral de Lechería propone carreras vitales para el sector agroalimentario

¡Compartir es demostrar interés!

El sector agroalimentario constituye uno de los principales motores de la economía de nuestro país. Según la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, en 2019, la actividad agropecuaria en todas las instancias de su cadena productiva, generó alrededor de 2.600.000 puestos de trabajo formal.

Particularmente en Córdoba, el complejo agro-alimenticio contribuye en un 23,6% a la economía provincial, según datos del Instituto Argentino sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) en 2015. En el mismo estudio se expresa que, del total del PBI, las cadenas agroalimentarias aportaron un 9,92%, lo cual equivale a U$S 51.523 millones y que representa aproximadamente 1 de cada 10 pesos del PBI generado por este sector.

Si se orienta la mirada directamente al sector lácteo se notará, además, que del PBI total alcanzado en 2019, el valor generado por la Cadena Láctea sectorialmente fue de 9.434 millones de dólares anuales, en base a datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA).

Por todo lo anterior, y por las necesidades particulares al interior de cada cadena productiva, el sector agroalimentario requiere de profesionales cada vez más competentes, cuyo desempeño pueda satisfacer la demanda de la producción, de la industria, de la comercialización y de la sociedad toda, generando materia prima y alimentos de calidad, de alto valor nutritivo y de manera sustentable.

Carreras con presente y futuro
Conociendo esta importancia, La Escuela Superior Integral de Lechería (ESIL) ofrece alternativas en el Nivel Superior de Enseñanza, facilitando una rápida inserción laboral a los egresados. Las Tecnicaturas relacionadas al sector agroalimentario que la institución ofrece, cuentan con una fuerte identidad en el sector lácteo, generando así posibilidades para la continuidad en estudios superiores y elección de trayectos formativos acordes a los deseos de los estudiantes.

El formato curricular que presentan las carreras toma como eje central el desarrollo de competencias básicas que el mercado de trabajo y la sociedad actual exigen, éstas incluyen habilidades tales como la expresión oral y escrita, el dominio de las ciencias aplicadas como capacidad para resolver problemas en la actividad cotidiana, el manejo racional de recursos, la comunicación interpersonal, habilidades tecnológicas y competencias sistémicas, a las que se suman las exigencias de competencias específicas como por ejemplo la capacidad de interpretar, implementar y controlar los procesos y las operaciones específicas en las áreas agropecuarias y agroindustriales.

Todas las carreras de la ESIL cuentan con una importante cantidad de actividades prácticas en laboratorios, plantas pilotos de alimentos, parcelas experimentales de cultivos, campos productivos de enseñanza, visitas a industrias y sectores de producción primaria, entre otros, lo cual permite la formación contextualizada e integral del estudiante, promovida por estrategias de enseñanza que potencian el hacer.

Estas carreras adquieren relevancia en el marco de las ofertas educativas del medio, ya que su titulación final y el perfil de sus egresados posibilitan una segura y rápida incorporación al mundo del trabajo, dando una importante respuesta a la necesidad laboral demandada por el sector.

La TECNICATURA SUPERIOR EN INDUSTRIAS LÁCTEAS, de tres años de duración, se caracteriza por una gran especificidad en su orientación al Sector Lácteo como así también, por una marcada demanda de sus egresados, quienes muchas veces alcanzan su graduación ya desempeñándose en tareas laborales.

La TECNICATURA SUPERIOR EN GESTIÓN DE LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA, de tres años de cursado incluye una sólida formación en la producción primaria como así también en habilidades para su gestión. El egresado podrá participar del gobierno de organizaciones del sector agropecuario, con conocimientos de sustento tecnológico y de gestión, propios del sector.

La TECNICATURA SUPERIOR EN LECHERIA Y TECNOLOGIA DE ALIMENTOS, de tres años y medio de cursado, propone una formación más amplia en el sector de la industrialización agroalimentaria y afines. También genera la posibilidad de obtener el título de grado de Ingeniero en Tecnología de Alimentos que se desarrolla en interinstitucionalidad con la Universidad Nacional de Villa María.

En el marco de todas las carreras, se proponen constantemente tareas de internacionalización y de participación en eventos sectoriales, como así también de investigación y desarrollo, orientadas al sector. Ello complementa una práctica educativa que apoya al estudiante, procurando la articulación con otras carreras de Nivel Superior.

Para mayor información:
Email: esilnivelsuperior@gmail.com
https://padlet.com/coordinacionalimento/esilcarreras
Web: http://escueladelecheria.com.ar/