Dos efectivos policiales de San Francisco fueron denunciados por violencia de género

¡Compartir es demostrar interés!

Un oficial inspector que presta servicio en la División Investigaciones de la Departamental San Justo de Policía y un sargento adscripto al edificio de los Tribunales de la Quinta Circunscripción Judicial de San Francisco habrían sido pasados a tareas no operativas dentro de la fuerza policial tras haber sido denunciados en las últimas semanas por dos mujeres policías por presuntos malos tratos.

La denuncia en contra del oficial inspector L.B. fue radicada por una sargento 1º que presta servicio en la Unidad Judicial, en tanto que al sargento R.V. lo denunció una cabo 1º que habitualmente desempeña labores en el ámbito de la Justicia provincial. Ambas denuncias fueron radicadas ante la Unidad Judicial desde donde se le dio participación a Andrés Peretti, juez de Violencia Familiar y Género.

Fuentes judiciales indicaron a LA VOZ DE SAN JUSTO que ni bien el juez Peretti tomó conocimiento de la denuncia, dictó en primer lugar una medida restrictiva hacia ambos policías para que no haya ningún tipo de contacto con las denunciantes.

Esta medida ordena el impedimento de contacto por cualquier medio, sea personal, electrónico, telefónico, redes sociales o de otra forma. Teniendo en cuenta que las víctimas y sus presuntos victimarios comparten el lugar de trabajo, el magistrado también dispuso que la Policía de la provincia compatibilice los horarios necesarios para que ellos puedan seguir en sus funciones y continuar con sus labores en diferentes lugares.

Se conoció además que tanto a las supuestas víctimas como a sus presuntos victimarios se les secuestró el arma reglamentaria provista por la repartición como medida preventiva.

En su resolución el juez solicitó que las víctimas mantengan su trabajo y no sufran ningún tipo de descuento en sus remuneraciones. “Este tipo de medida se toma para proteger a la denunciante, en este caso víctima de violencia de género que tuvo la fortaleza para denunciar a un superior o compañero de trabajo no termine perjudicándola, que no sea revictimizada”, señaló la fuente consultada.

Desde el Juzgado de Violencia Familiar y Género se informó que son dos las denuncias radicadas pero que estas son independientes una de otra. “Son diferentes víctimas y victimarios”.

Peretti notificó al área de Recursos Humanos de la fuerza policial para que tomen las medidas correspondientes y habría ordenado que los dos policías denunciados “realicen los cursos necesarios de formación obligatoria que son vinculados a la diversidad de género y la violencia sexual”.

 

 

Antecedente

Lo sucedido con este oficial y un suboficial guarda similitud con lo ocurrido tiempo atrás con el comisario inspector Rubén Caporali y el comisario Ariel Figueroa, acusados de ejercer violencia de género y laborar el perjuicio de una mujer policía. En este caso, el primero fue trasladado a la Departamental Punilla, en tanto que el segundo se encuentra con licencia.

LA VOZ DE SAN JUSTO