Ciclo de conferencias en el Mes de la Mujer: el derecho a la vejez

¡Compartir es demostrar interés!

Isolina Dabove, experta en gerontología e investigadora del CONICET, fue la encargada de cerrar el ciclo de conferencias sobre las perspectivas de la mujer en los distintos ámbitos que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos organizó durante marzo.

Con un público calificado en la temática, Alicia Bazán, directora de Política Judicial y Reforma Procesal del Ministerio de Justicia y DDHH fue la encargada de dar inicio a la conferencia y presentar a la expositora. La funcionaria dijo que a lo largo del mes se presentó a la mujer y sus procesos de inserción en distintos ámbitos.

Durante una hora y media, Isolina Dabove desarrolló su exposición sobre el envejecimiento de la mujer a nivel global, habló sobre la doble discriminación que sufre: por mujer y por “vieja” desde la Edad Media y dijo que es un desafío hacer una nueva lectura que propenda a realizar políticas públicas con enfoque de género para poder luchar contra los “viejismos”. “Estamos ante un nuevo paradigma”, afirmó Dabove.

En la conferencia destacó que la expectativa de vida de la mujer es de 80 años, mientras que la del hombre es de 73; e hizo una proyección para el 2050, señalando que se estima que el de la mujer llegará a 84 y el hombre alcanzará a los 78.

A propósito, indicó que hasta los 75 años, hay una y media mujeres por cada varón. Después de los 75, hay dos mujeres por cada varón. La especialista manifestó que el envejecimiento y la longevidad son un fenómeno propio de este tiempo que nace en el siglo XIX y hoy se denomina geronto globalización. “El envejecimiento está marcado por la femineidad, ya que las mujeres vivimos más”, dijo la investigadora y agregó que: “ese crecimiento no fue acompañado de un cambio cultural”.

Un capítulo especial le dedicó a la pandemia, aseguró que “se puso en evidencia las contradicciones más profundas que la cultura tiene en relación a la vejez”. Existe una tensión entre el afán paternalista versus el respeto por la autonomía de la voluntad de las personas mayores.

Dabove señaló caminos posibles para desarrollar una nueva ciudadanía basada en una nueva especialidad: el Derecho a la vejez sustentado en los derechos humanos fundamentales que están escritos en la Convención Interamericana de la Vejez.

Al finalizar, dijo que en el período 2020-2030 trabajarán en la construcción de un marco en donde el “envejecimiento sea activo, saludable, con mejor calidad de vida y mayor respeto en su integridad y autonomía”.

Cerró el encuentro la secretaria de Justicia, Laura Echenique, quien agradeció la participación de la especialista y dijo que: “dejó un sin número de ideas para futuros proyectos que refuercen un enfoque generacional”.