Viaut negó los hechos que se le acusan y afirmó que no teme ir preso

¡Compartir es demostrar interés!

El fiscal federal de San Francisco, en uso de licencia, Luis María Viaut rompió el silencio este viernes luego de que días atrás sea procesado por la Justicia en dos causas: tráfico de influencias y concusión agravada, un tipo de extorsión.

Viaut llamó a una conferencia de prensa en la confitería La Palma a las 15, y se presentó en soledad para referirse a la investigación en su contra. Por momentos hubo un ida y vuelta con uno de los periodistas a quien marca –entre otras personas- de colaborar en la orquestación de las causas que se le abrieron. Pero básicamente se limitó a defender su accionar, aunque en algunos momentos se lo observó dubitativo en las respuestas.

Concusión agravada

La investigación sobre este tipo de extorsión surge tras la denuncia del cooperativista de la localidad de El Tío, Pablo González. Recordemos que a fines del año pasado se ordenaron seis allanamientos, tres de ellos en San Francisco, precisamente en los domicilios de Viaut y un colaborador directo, Darío Rivarola. Allí se secuestró dinero en efectivo (unos 800 mil pesos y 8 mil dólares), teléfonos celulares y documentación.

Para la fiscalía que lo investigó, Viaut habría pedido $2,5 millones –por medio de su colaborador- a González, gerente de la cooperativa de Las Cañitas, y al presidente de la entidad, Juan Domingo Solá, para frenar una causa judicial por presuntas irregularidades y de la cual habría procedimientos inminentes.

viaut

“Esto lo niego, no existe ningún tipo de pedido de dinero, ni de vinculación hacia mi persona en cuanto al tipo de consulta que se reprocha”, declaró Viaut y aclaró que “nunca existió una causa ni contra González, ni contra el directorio, ni de la cooperativa; no existe nada al respecto”.

Tráfico de influencias

Sobre el otro procesamiento, el hecho que se investiga es la intervención de Viaut a pedido de un conocido y a favor de una persona (Víctor Hugo Brugnoni, productor agropecuario de Laborde) en una causa judicial en contra del hijo de este, radicada en la Justicia provincial. Según fuentes tribunalicias, Brugnoni habría buscado contactos entre abogados y en tribunales, hasta que le prometieron que el fiscal federal Viaut podría mejorar la situación del joven, quien se encontraba detenido por presunto abuso sexual. Para eso –dice la investigación- habría pagado una coima que se ejecutó a través de la mediación de otras dos personas Gerardo Agustín Panero (Las Varillas) y Walter Gustavo Fattore (Pozo del Molle).

Al respecto, Viaut contó: “Me llama un amigo personal y me pide un favor para una persona conocida de él que tenía un problema serio con un hijo. Quería tener la posibilidad de tener otro asesoramiento para lograr la libertad o la morigeración de la pena de su hijo, algo lógico de que se trate de buscar y hacerse de otra opinión de lo que se puede realizar”, empezó diciendo.

Cabe señalar que la Justicia probó que el 23 septiembre de 2020, Rivarola —presentándose como enviado de Viaut— se reunió con Panero, Fattore y Brugnoni en Las Varillas. En ese encuentro, el productor agropecuario entregó 17.100 dólares. En efecto, hay escuchas telefónicas que confirman la presencia del dinero en la fiscalía para ser repartido, lo que Viaut ratificó también: “Yo tengo un pariente que trabajó en el Ministerio de Justicia de la Nación en la parte de derechos humanos, y a través de eso fue la solicitud de dinero, ante la eventual consulta o ejercer acciones para determinar la libertad o posible morigeración de una pena de este muchacho”, dijo, y remarcó que era algo ajeno a su función como fiscal federal. Se sospecha que la mayor parte del dinero fue para Viaut y su colaborador, aunque Panero y Fattore también habrían recibido una porción de la coima.

Siguiendo esta línea, Viaut volvió a justificar su accionar: “Fue con la intención de hacer procesalmente diligencias de algún tipo para poder llevarle alguna tranquilidad a esta persona, pero eso no tiene nada que ver a mi función como fiscal. Aquí se me enrostra tráfico de influencia que es una figura penal muy específica que requiere de un funcionario púbico y quien la ejerce debe tener un poder sobre las personas para influenciarlas y que saquen una medida contraria a su deseo, cosa que era imposible que se dé, ni siquiera está determinado a quién hubiera influenciado”.

Escuchas

Viaut se tomó varios minutos para leer una escucha que dice se encuentra en la causa y que fue presentada por su defensa. Se trata de un diálogo entre dos personas, uno de ellos periodista, donde además se menciona al fiscal Bernardo Alberione.

“Se trata de gente interesada en perjudicar mi nombre, trabajo y reputación. Es un audio legal obrante en la causa, donde se hace una intervención telefónica”, expresó.

Consultado sobre cuál sería el papel de Alberione, se limitó a decir: “Lo único que sé es que sale realizando maniobras en contra mío, no sé el motivo. Me responsabiliza a través de maniobras en medios de prensa…”.

Sobre el final, el fiscal procesado indicó que dejó trabajar a la Justicia en forma independiente y que no tiene nada que ocultar: “Me estoy defendiendo donde corresponde que es con la apelación correspondiente. No tengo miedo a ir preso”, concluyó.

Otros procesados

Además de Viaut, el juez federal subrogante de San Francisco, Roque Rebak procesó por tráfico de influencias y concusión agravada a Darío Fabián Rivarola. La imputación de ambos es en calidad de autores, aunque siguen en libertad. La resolución también alcanza a Santiago Badino, de la localidad de El Tío, como partícipe secundario de la concusión.

Además, la Justicia Federal procesó a Gerardo Agustín Panero (Las Varillas) y Walter Gustavo Fattore (Pozo del Molle) como partícipes necesarios de tráfico de influencias, y a Víctor Hugo Brugnoni, productor agropecuario, (Laborde), por cohecho activo.

EL PERIODICO