Por qué la variante Delta es más contagiosa y qué sucede con quienes tienen una dosis de vacuna

¡Compartir es demostrar interés!

detección de al menos 14 cordobeses con la variante Delta encendió las alarmas de las autoridades sanitarias de Córdoba y el país. Ocurre que se trata del pool de contagios más grande informado hasta ahora en el país con esta versión del Sars-Cov-2, la variante más contagiosa detectada hasta la fecha.

Su nivel de contagiosidad sería de más del doble que la versión original del coronavirus. La razón está en la carga viral (cantidad de virus acumulado en las vías aéreas superiores) que genera rápidamente.

Un estudio determinó que la cantidad de virus que tiene la persona infectada puede ser hasta 1.260 veces más alta respecto de infecciones con Sars-Cov-2 original.

Según este trabajo, el periodo de incubación, tiempo que pasa entre el contagio y el desarrollo de los síntoma es más corto. Una persona contagiada con Delta puede detectarse su infección cuatro días después de la exposición, contra los seis que se demora si es el contagio fue con la versión original.

Pero además, el tiempo en que la persona infectada puede contagiar sería mayor. Es decir, las personas infectadas con Delta contagian desde más temprano, por más tiempo y con más virus en sus vías respiratorias.

Por lo tanto los eventos de superdispersión serían más problemáticos. La superdispersión ocurre cuando una sola persona contagia a muchas al mismo tiempo. Por lo general ocurre en espacios cerrados sin ventilación y donde se respetan muy poco las medidas de prevención.

SEVERIDAD

Las diferentes vacunas frente a las variantes

Algunos estudios también demuestran que se trata de una variante más severa ya que genera más hospitalizaciones. Estudios en Canadá y Escocia, indican que un contagio con Delta duplicaría el riesgo de hospitalización y muerte respecto de si la infección ocurriera con la versión original del virus. Sin embargo, los datos son preliminares.

Pero además, una variante más contagiosa inevitablemente producirá más casos severos, sobre todo si la población no está vacunada. Esto ocurre porque si una persona infectada puede contagiar a más personas, es más probable que entre ellas haya más individuos vulnerables a desarrollar cuadros graves o morir.

VACUNAS

En general, las vacunas funcionan bien para evitar las hospitalizaciones y cuadros graves contra esta variante. Aunque su eficacia disminuye si la persona tiene una sola dosis. De todas formas, esa reducción de la protección no sería tan drástica como se pensaba al principio.

Un estudio publicado hace unos días y realizado en Canadá encontró que una dosis de Pfizer brinda un 56 por ciento de protección frente a infección sintomática por Delta. Moderna tuvo una efectividad del 72 por ciento y AstraZeneca del 67 por ciento.

La efectividad frente a cuadros graves que resultan en hospitalización o muerte fue del 78 por ciento para Pfizer, 96 por ciento para Moderna y 88 por ciento para AstraZeneca.

BARBIJO

Hace pocos días, los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC) cambiaron la guía sobre el uso de barbijo. Ahora también recomiendan que las personas con esquema de inmunización completa usen mascarilla en entornos públicos cerrados de localidades con altar circulación viral.

Se basan en un estudio según el cual la carga viral de las personas infectadas con Delta no varía por más que estén inmunizadas con las fórmulas de Pfizer y Moderna.

Otras recomendaciones son:

  • Las personas totalmente vacunadas podrían optar por usar mascarilla independientemente del nivel de transmisión, en especial si están inmunodeprimidas o tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, o si conviven con alguien inmunodeprimido, con mayor riesgo de enfermarse gravemente o sin la vacuna completa.
  • Las personas totalmente vacunadas que tengan una exposición conocida a alguien con Covid-19 presunto o confirmado se realicen una prueba de detección de tres a cinco días después de la exposición, y usen mascarilla en entornos públicos cerrados por 14 días o hasta que reciban un resultado negativo.
  • Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los docentes, estudiantes y visitantes de las escuelas, independientemente de su estado de vacunación.
  • LA VOZ