Córdoba: siete de cada 10 casos de Sars-Cov-2 corresponden a la variante de Manaos

¡Compartir es demostrar interés!

Siete de cada 10 casos de Sars-Cov-2 detectados en Córdoba corresponden a la variante Gamma. Esta versión del virus originada en Manaos, Brasil, viene creciendo “en forma exponencial”, desde que fue detectada por primera vez en marzo por estas latitudes. Mientras que la Delta (originada en India) se encuentra, por ahora, contenida.

Estos son los resultados del último estudio de vigilancia de variantes realizado por el Ministerio de Salud provincial y el Instituto de Virología José Vanella de la Universidad Nacional de Córdoba. Este análisis en población general abarca una muestra tomada al azar de casos positivos detectados a través de la técnica molecular PCR. Esos diagnósticos se vuelven a estudiar mediante una metodología que localiza mutaciones puntuales de cada una de las variantes, en una región específica de la proteína S (la parte del Sars-Cov-2 que le da la forma de espiga).

Este estudio de detección rápida de variantes permite establecer una “radiografía en tiempo real” de los diferentes versiones del virus que circulan en Córdoba. También permite analizar cómo van compitiendo biológicamente y cuál predomina sobre las demás.

El informe publicado el viernes pasado abarca una muestra de 2.796 resultados positivos, recolectados desde el primero de enero al 12 de agosto. De ellos, 1.028 corresponden a habitantes de la ciudad de Córdoba. El resto, al interior provincial. Los resultados fueron estudiados mediante esta estrategia de detección rápida de variantes que complementa el estudio de secuenciación de genoma completo realizado a nivel nacional mediante el Proyecto País y el Laboratorio Anlis Malbrán.

PRINCIPALES RESULTADOS

La variante Gamma fue detectada en Córdoba por primera vez en marzo. Aquel mes fue hallada en el 2,2 por ciento de las muestras, según el informe de vigilancia del Ministerio de Salud provincial.

A partir de entonces, esta versión del virus fue creciendo en forma exponencial. En abril, la proporción era del 23,8 por ciento del total de muestras y fue subiendo a 50,9 por ciento en mayo; 64,4 por ciento en junio; 65,3 por ciento en julio; para llegar a agosto con el 70,6 por ciento. Esto quiere decir que la Gamma fue hallada en siete de cada 10 casos positivos estudiados en Córdoba.

En segundo lugar, la Lambda (conocida como variante “Andina”), fue hallada en el 18,6 por ciento de las muestras estudiadas en agosto. Esta variante no es considerada “preocupante” por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que no está asociada a un aumento de transmisibilidad o empeoramiento de la situación epidemiológica en la región. Sin embargo, se estudia por su fuerte presencia en el continente.

En tercer lugar, pero con menor prevalencia, se encontró la Alpha (surgida en Reino Unido), en el 4,2 por ciento de las muestras. En mayo, representaba el 12,2 por ciento.

POR AHORA, CONTENIDA

Un capítulo aparte se abre con la variante Delta, originaria de India. La OMS pidió a los países de América que mantuvieran activa la vigilancia, por considerarla más riesgosa y transmisible.

La vigilancia realizada en Córdoba no detectó esta cepa en las muestras tomadas al azar en población general. Sí se la encontró en viajeros y sus contactos estrechos, lo que permite concluir que, por el momento, se encuentra contenida y no circularía a nivel comunitario. Referentes del estudio aclaran que esta investigación permite obtener una “foto actual” de las variantes circulantes, pero que el escenario puede cambiar en las próximas dos semanas.

En agosto, la Delta fue hallada en el cuatro por ciento de las muestras, tanto de viajeros como de sus contactos estrechos. Los resultados fueron validados mediante la técnica de secuenciación de genoma completo en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta).

Finalmente, las variantes Zeta y Epsilon fueron detectadas en baja frecuencia.

Vigilancia. El Laboratorio Central monitorea positivos para detectar mutaciones. (Ramiro Pereyra)

CONCLUSIONES

El informe concluye que la Delta (que ha demostrado ser más transmisible y originó nuevos brotes en el hemisferio Norte) no se encontró circulando en la comunidad, mediante la toma de muestras al azar. También establece que la versión surgida en Manaos se impuso sobre la de Reino Unido, a diferencia de lo ocurrido en Europa y Estados Unidos.

El comportamiento biológico de estas cepas es uno de los factores que puede incidir en la aparición o no de un próximo brote de Covid-19. Es decir, cómo compiten entre ellas para que una se termine imponiendo sobre las demás. Hasta ahora, la Gamma viene prevaleciendo, al igual que en Chile y Brasil.

Esa variable, además del clima, las coberturas de vacunación y el comportamiento de la población, será decisiva en las próximas semanas.

Participan de este estudio –por el Ministerio de Salud provincial–, Gonzalo Castro, Paola Sicilia, Laura Bolzon, Laura López y Gabriela Barbás. Y las investigadoras Viviana Ré y María Belén Pisano por el Instituto de Virología de la UNC.

Por Natalia Lazzarini – LA VOZ