CARNES: El Gobierno les anticipó a las provincias cómo aflojará el cepo a la carne

¡Compartir es demostrar interés!

n la previa del encuentro que mantendrá con la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (Ceea), el flamante ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, les anticipó a los representantes de las provincias que forman parte del Consejo Federal Agropecuario (CFA) cómo será el esquema que piensa implementar el Gobierno para “aflojar” el cepo a las exportaciones de carne vacuna.

Una fuente que participó de la reunión, realizada este martes por la mañana, señaló a Agrovoz que la intención de la Casa Rosada es levantar el cepo a la carne, pero de forma “administrada”. Es decir, de una manera gradual, permitiendo el envío al exterior de más toneladas, pero sin alcanzar el tope de la capacidad que podrían embarcar los frigoríficos locales.

En concreto, lo que tiene diagramado el Gobierno es autorizar, en los últimos tres meses, la faena de unas 140 mil vacas conserva para exportación.

Es un planteo que, en el contexto de restricciones, tiene algo de lógica: es carne que no se consume en el mercado interno y que es la que demanda China, principal comprador de carne vacuna Argentina.

El cálculo que puso sobre la mesa Domínguez es que, con esto, se alcanzaría el equivalente a entre el 80 y el 85 por ciento del volumen exportado el año pasado.

Cabe recordar que el cepo actual impone un tope de hasta el 50 por ciento de lo embarcado en 2020, a excepción de los negocios realizados a través de cupos arancelarios, como la Cuota Hilton o las exportaciones a Estados Unidos, que están completamente liberados.

EFECTO INFLACIÓN

La habilitación no será total, según deslizó Domínguez, porque temen una “estampida” en los precios. El último trimestre del año, por factores estacionales de oferta de hacienda y consumo elevado por el inicio de los meses de calor y las fiestas de fin de año, suele ser el momento más inflacionario para la carne en Argentina.

Por ende, el Gobierno teme que una reapertura total de las exportaciones signifique más combustible para que exploten los precios.

Los últimos dos meses, con cepo y los valores de la carne que al menos se estabilizaron o hasta perdieron valor en algunos puntos del país, son una carta que exhiben las autoridades para sostener su hipótesis.

Otra: que más allá de las restricciones, este año será el segundo mejor de la historia en materia de comercio exterior, por lo cual –opinan– no debería haber motivo para tantos reclamos.

En general, la mayoría de los asistentes a la reunión del CFA no expresaron mayores reparos a esta estrategia, a excepción de Córdoba, que planteó que está de acuerdo con el objetivo de alcanzar una solución, pero en el cómo: el representante de la Provincia ante el CFA reiteró la postura que expresó hace una semana el gobernador Juan Schiaretti sobre que el cepo debería ser levantado “de inmediato”.

En este marco, otro aspecto que se habló en la reunión es qué sucede con los frigoríficos que tienen planes para comenzar a exportar o para incrementar sus operaciones, y quedaron con inversiones en el camino producto de las restricciones.

Domínguez les pidió a los participantes que cada provincia les eleve los casos puntuales a evaluar y que eventualmente pueden tener algún tipo de medida favorable en particular.