Censo 2022: el Indec finalmente no pedirá el DNI en el cuestionario

¡Compartir es demostrar interés!

l Instituto de Estadísticas y Censos (Indec) finalmente dio marcha atrás con la idea de solicitar el documento nacional de identidad (DNI) en el próximo Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda previsto para el 18 de mayo de 2022.

Así lo confirmaron desde esa entidad ante la consulta de La Voz tras las pruebas piloto que terminaron el fin de semana y que se realizaron en dos comunas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y en la localidad de Gálvez en la provincia de Santa Fe.

La decisión comenzó a madurar luego de la segunda Mesa del Comité Censal que encabezó el titular del Indec, Marco Lavagna, a fines de la semana pasada. La principal razón fue la falta de consenso en avanzar con este punto clave, argumentó el economista.

En ese encuentro del que participaron representantes de Jefatura de Gabinete, todos los ministerios y las provincias se evaluó que no había un acuerdo pleno sobre el tema y se prefirió dejar abierta la posibilidad para el próximo turno censal en 2030.

CENSO 2022

Desde hace dos años, entidades de la sociedad civil –entre las que se cuentan Fundación Vía Libre, Amnistía Internacional Argentina, Access Now y Transparencia Internacional– cuestionaron el proyecto de pedir el documento durante el censo.

Señalan que de esta manera la recolección de datos personales dejaría de ser anónima, ya que el DNI es el identificador único de cada ciudadano por excelencia.

Además, apuntan que se estaría exponiendo información sensible de los ciudadanos, que está resguardada por ley de Protección de Datos Personales, y ponen la lupa en el cuidado informático de los datos.

Marco Lavagna (Télam/Archivo).
Marco Lavagna (Télam/Archivo).

El 27 de noviembre pasado, más de 40 organizaciones enviaron una carta al presidente Alberto Fernández planteando sus cuestionamientos.

Antes, representantes de estas entidades habían tenido encuentros con Lavagna y también le enviaron una carta.

Ante las primeras negativas del Gobierno nacional de dar marcha atrás con esta decisión, las organizaciones evaluaron la necesidad de presentar una acción judicial para bloquear este punto del censo.

DESDE LA GESTIÓN DE MACRI

La posibilidad de que el Censo dejara de ser totalmente anónimo se comenzó a evaluar en 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri y la gestión de Jorge Todesca al frente del Indec.

La nueva administración profundizó esta iniciativa e inclusive la puso en práctica en la última prueba piloto, donde se incluyó el número de DNI entre los datos recolectados.

La versión del Censo Digital, que ya está disponible en Internet, también solicita el número de documento para ingresar al cuestionario.

En la versión online del censo seguirá siendo un requisito utilizar el DNI para loguearse. Pero según señalaron desde el Indec es sólo para validar el acceso.

Y dijeron que no tendrán que completar esos datos para el resto del grupo familiar. Las duplicaciones se corregirán en una etapa poscensal.

DEBATE

Los impulsores de la innovación señalaban la posibilidad de cruzar la información del censo con otros registros administrativos que tiene el Estado en sus manos como Anses, Afip, Migraciones y otras entidades, para mejorar la gestión pública. Una modalidad que usan otros países, aseguran.

Y señalan que con cifrado se puede anonimizar el proceso, otro punto sobre el que ponen sus dudas referentes y entidades de la comunidad informática, sobre todo a la luz de la última filtración de datos del Renaper.

Desde el Indec señalan que trabajará para pulir los registros administrativos de todas las dependencias del Estado y generar información estadística.

El censo está atravesado por dos regulaciones: la Ley de Protección de Datos Personales del año 2000 y la Ley de Estadísticas Oficiales, que tiene 53 años y data de 1968. Ambas buscan custodiar los datos sensibles de los ciudadanos.

INFORMACIÓN SENSIBLE

Para Beatriz Busaniche, presidenta de la Asociación Vía Libre, que promueve los derechos civiles y la protección de datos personales, la idea de incluir en el censo el número de DNI hubiera transformado “una base de la información poblacional en una base de datos personales”.

“Un censo sirve para contar con un número estadístico como conjunto, no como individuos. Cuando se le pone un número de documento que te relaciona con todas las bases que existen en el país, lo que hacés es identificar esos atributos con una persona en particular. Entonces ya no estás hablando de una base estadística y sino de una base de datos personales”, explica.

Cómo será la prueba del Censo Nacional de Población 2022.
Captura de pantalla
Cómo será la prueba del Censo Nacional de Población 2022. Captura de pantalla

Precisamente el cuestionario con 56 puntos incluye preguntas sobre la identidad de género, la pertenencia a una minoría étnica entre otros datos que son considerados sensibles por la Ley de Protección de Datos Personales y que pueden ser “tratados con finalidades estadísticas o científicas cuando no puedan ser identificados sus titulares”, según señala la normativa.

Busaniche agrega: “De esta manera se acumula un monto de información que en términos de mercado es valiosísimo. Toda la información puesta en esa base de datos es una bomba de tiempo”.

“Al entrar dentro de este paraguas, una persona tiene derecho a saber qué se hizo con sus datos personales y pedir que se los retire. Este tipo de cosas impactan negativamente dentro de la información estadística”, dice.

SEGURIDAD INFORMÁTICA

El Indec firmó un convenio específico con Arsat para custodiar los datos recolectados en el Censo 2022.

En noviembre del año pasado creó el Comité de Seguridad de la Información y en ese marco definió un protocolo de seguridad informática para resguardar la información que incluye un área específica para prevenir ciberataques.

“El resguardo de la información se garantizará mediante un estricto protocolo de seguridad informática que almacenará los datos recolectados en los servidores de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima (Arsat), bajo técnicas de anonimización, encriptación y gobernanza de los datos”, señala la resolución del Indec en esta materia.

COSTOS

El Presupuesto 2022 señala que se destinarán 12.954.984.412 millones de pesos para llevar adelante el censo. La suma incluye los insumos y el costo de los 600 mil censistas que necesitan para realizar el trabajo de campo. Los primeros resultados estarán 30 días después del relevamiento.

LA VOZ