Covid-19 en Córdoba: bajarán a siete días el aislamiento para los contactos estrechos

¡Compartir es demostrar interés!

La Provincia está a punto de reducir a siete días el aislamiento obligatorio para los contactos estrechos de casos positivos que no tengan síntomas. Actualmente ese período es de 12 días.

Para ello deberán tener un test negativo (antígeno o asintomático) el último día del confinamiento y contar con las dos o tres dosis de la vacuna, según corresponda.

Así lo señaló, Germán Ambasch, uno de los especialistas del consejo de expertos que asesora al Gobierno de Córdoba para analizar la situación epidemiológica.

Menos aislamiento

Además, los trabajadores esenciales que tengan un contacto estrecho no deberán aislarse.

 

 

 

 

«Si un trabajador esencial tiene un contacto estrecho, podrá seguir trabajando siempre que no tenga síntomas y presente un test negativo«, señaló el infectólogo.

Las nuevas modificaciones, que sugieron en función del alto crecimiento de casos de Covid-19, aún no fueron oficializadas, pero sería cuestión de entre «este lunes y martes» dijo Ambasch.

 

El especialista agregó que el nuevo protocolo incluye a trabajadores de la salud, fuerzas de seguridad y funcionarios públicos, entre otros.

Para esos casos tendrán que testearse a las 72 horas y siete días después de presentar haber tenido el contacto estrecho. Además, no deberán presentar síntomas.

«El mayor problema que tiene el equipo de salud es que está perdiendo gente por ser contacto estrecho. Las instituciones se quedan sin personal», señaló el especialista.

 

 

 

 

Cuánto tiempo debo aislarme si fui contacto estrecho

Para el resto de las personas el protocolo de aislamiento será de siete días en casos de contactos estrechos sin síntomas y con diagnóstico negativo. La reducción del tiempo de cuarentena es una medida que también se definió en Estados Unidos (allí se redujo de 10 a cinco días).

En todos los casos -señaló Ambasch- se tiene que tener el calendario completo de vacunación, ya sea con dos o tres dosis.

 

«El mayor problema son las reuniones sociales que son las que han generado todo este tipo de problemas. Es muy grande la cantidad de contactos que hay», dijo el infectólogo y señaló que en Córdoba ya hay circulación comunitaria de la variante Ómicron.

Restricciones

«A lo que tienden las restricciones es a disminuir la circulación del virus por lo menos hasta el 4 de enero», dijo Ambasch en relación a las últimas disposiciones que tomó la Provincia para evitar que continúe el aumento de casos.

Y recomendó: «Las reuniones deben ser familiares, con conciencia de la gente y manteniendo las protecciones».

Con respecto al impacto de la nueva variante en el sistema hospitalario, el especialista dijo que «aún es muy baja». «Las internaciones son principalmente de Delta. En un tiempo moderado Ómicron se va ir diluyendo. La hospitalización por esta cepa es baja y esto es una ventaja respecto a las olas anteriores».

 

Fuente: La Voz