🔊 – Malestar de los bolicheros – Brezzo habló de las restricciones para año nuevo y sobre un problema eléctrico en el boliche

¡Compartir es demostrar interés!

Tras el fin de semana de Navidad que se vivió a pleno en bares, bailes y boliches, los planes cambiaron para Año Nuevo ya que con el alza exponencial de casos Córdoba decidió aplicar una serie de restricciones hasta el 4 de enero inclusive.

Germán Brezzo desde “Morocco” el boliche de Brinkmann opinó que “una vez más la tela se corta por el mismo lado, fuimos un sector que tuvimos 18 meses sin poder trabajar con normalidad y ahora con una nueva ola de contagios, somos otra vez los primeros a los que nos ponen restricciones y no podemos trabajar”.

“Otra vez los boliches estamos en el ojo de la tormenta y lo único que van a lograr es que los jóvenes salgan a buscar diversión a otros lugares no habilitados para pasar la noche del 31 y 1 de enero”.

AUDIO EN BREVE

Luego destacó “entendemos al Municipio que tiene que alinearse con la zona y la Provincia para frenar los contagios, pero vemos que hay eventos grandes como los Festivales de Jesús María y otros que siguen adelante, o sea que nos cortan antes a nosotros para después favorecer esos eventos grandes”.

Descartó abrir con aforos de hasta 300 personas como analiza algún boliche de San Francisco. “No tiene sentido abrir para tan poca gente”, dijo Brezzo.

PROBLEMA ELECTRICO

Al ser consultado sobre los ocurrido en la noche de Navidad, con jóvenes que manifestaron que “un domo” provocaba descargas eléctricas, Germán Brezzo explicó que “el 23 cuando instalamos todo, andaba todo bien… en la misma noche del 25, saltó un disyuntor y dejó el nuevo sector de domos sin lúz, volvimos a dar luz y no podríamos encontrar el problema, pero por suerte tenemos el boliche con un disyuntor general y otros por sectores y eso evitó un problema mayor”.

Según explicó “tuvimos unos chicos que dijeron que sufrieron descargas eléctricas (los caños pateaban) y un chico vino con dolor en la mano, por lo que dimos parte al SEM y por precaución lo hicimos llevar al Centro de Salud, para quedarnos tranquilos y al mismo tiempo llamamos a los padres para que lo vengan a buscar, le explicamos lo ocurrido y la recomendación del medico que era mejor se retire a su casa…”.

“Siempre estamos controlados por el Municipio y Cooperativa sobre exigencias en las instalaciones eléctricas, que a veces molestan un poco, pero que en estos casos le das valor y la importancia que tienen, porque gracias a eso no pasó a mayores”, destacó Brezzo. “La gente sabe como trabajamos, tenemos trayectoria, cuidamos a los chicos, y siempre damos la cara cuando hay un problema”.-