Sunchales: Memoria, Verdad y Justicia son objetivos irrenunciables para Atilra

¡Compartir es demostrar interés!

En el día de ayer, a 46 años del golpe cívico militar más sangriento de nuestra historia, se realizó el acto homenaje a los 30 mil compañeros desaparecidos en el Paseo de la Memoria Presidente Néstor Kirchner, previo a la conferencia de Felipe Pigna.

Del emotivo acto en el Paseo de la Memoria Presidente Néstor Kirchner destacamos algunos pasajes del texto leído durante su transcurso.

«Los genocidas argentinos actuaron amparados en la doctrina de la contrainsurgencia, que fue impuesta por Estados Unidos en toda Latinoamérica en la década del 70 y principios de los 80. Esta doctrina implicaba que el enemigo y la amenaza de las naciones se encontraban puertas adentro, constituyendo una amenaza externa/interna que había que exterminar. El golpe, autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, se dio a sí mismo esta misión.

«Al iniciarse la dictadura, la deuda argentina con el mencionado organismo era de 7 mil millones de dólares, y sobre el final de la misma, en 1982, esta deuda alcanzaba los 42 mil millones de dólares, multiplicándose en 6 veces la deuda inicial.

«Hoy día esos dispositivos persisten, y el sometimiento de los pueblos se lleva adelante con mecanismos más sofisticados, pero igual de eficaces: mediante la deuda y la persecución mediática a las voces disidentes de un modelo que excluye, se logra configurar poco a poco una sociedad individualista y atomizada, carente de empatía.

«¿Qué significa construir memoria? Construir memoria es nada más y nada menos que construir identidad, la nuestra, la de todas y todos.

«Por ello, hoy queremos recordar a 30 mil compañeros y compañeras desaparecidos. Puntualmente, aquí en Sunchales: Hugo Gastaldo Archi, ¡PRESENTE! Jorge Abasto, ¡PRESENTE!, desaparecido en el día del trabajador y la trabajadora de la industria Lechera de 1976, compañero Orlando Navarro, ¡PRESENTE!

«Y recordamos a: Compañero PEDRO ANTONIO JUÁREZ, secretario General de Córdoba, desaparecido el 15 de junio de 1976. ¡PRESENTE! Compañero RAÚL ANTONIO CASSOL, comisión Interna SanCor Córdoba, desaparecido el propio 24 de marzo de 1976. ¡PRESENTE! Compañero Claudio Nardini, comisión Interna SanCor Córdoba, desaparecido el 20 de abril del 76. ¡PRESENTE! Compañero Juan Carlos Galvani, comisión Interna SanCor Córdoba, desaparecido el 15 de junio de 1976. ¡PRESENTE! Compañero Oscar José Dominici, comisión Interna SanCor Córdoba, desaparecido el 1º de julio de 1976. ¡PRESENTE! Compañero Pablo Daniel Ortmann, comisión interna SanCor Córdoba, desaparecido el 10 de julio de 1976. ¡PRESENTE! 30 MIL COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!»

Asimismo, se leyó el mensaje de Mirta Pace, viuda de nuestro compañero Pedro Antonio Juárez, en el cual agradece a Atilra y a su Secretario General, el compañero Héctor Luis Ponce, por mantener en alto la memoria de los desaparecidos.

Posteriormente al acto, bajo el lema «Todo está guardado en la memoria», el reconocido historiador Felipe Pigna junto al Dr. Ricardo Farías, procurador y abogado egresado de la UBA, quien se desempeñó como juez de primera instancia en lo criminal de instrucción en los juicios llevados a cabo en la ESMA, disertaron en el auditorio del CET Atilra Sunchales.

Pigna ligó el acontecimiento de la dictadura como la cristalización de un entramado cívico-militar cuyo fin fue disciplinar a la sociedad para imponer los postulados del libre mercado. Liberación de precios, devaluación del peso, congelamiento salarial y disminución del déficit fiscal fueron las medidas recomendadas por el FMI que Martínez de Hoz cumplió a rajatabla. Uno de los resultados del plan fue una pérdida del poder adquisitivo del salario real del 40%, lo que implicó una transferencia de ingresos de los asalariados al sector privado del 17% del Producto Bruto Interno.

Farías dio detalles del accionar represivo, con foco en las siniestras figuras de los ex miembros de la Armada, Alfredo Astiz y Jorge «Tigre» Acosta, ambos condenados por delitos de lesa humanidad, gracias a la ley la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final impulsada en el 2003 por el entonces presidente compañero Néstor Kirchner.

Como síntesis de la jornada, Atilra afirma los valores de Memoria, Verdad y Justicia como objetivos irrenunciables para llegar a una democracia de plenos derechos, que otorgue a cada uno de los habitantes de nuestro país las respuestas a sus necesidades y aspiraciones.

ATILRA