Córdoba: Se mantiene alta la curva de infecciones respiratorias con Covid incorporado

¡Compartir es demostrar interés!

Por primera vez después de dos años y medio de pandemia, ocurre lo que se esperaba: el Sars-Cov-2 está circulando en forma integrada como un virus más que provoca infecciones respiratorias. La particularidad es que predomina entre los adultos, pero en los niños no.

Como es de esperar, en los meses de frío aumentan las consultas por este tipo de patologías, en comparación con las épocas más cálidas. Hoy la curva se ha estabilizado, pero se mantiene alta, particularmente en consultas pediátricas.

“Este año, a diferencia de los anteriores, tuvimos una mayor circulación de otros virus respiratorios que habían sido desplazados por Sars-Cov-2. Comenzaron a incorporarse, por eso la importancia de vigilarlos integradamente a todos”, explicó Miguel Díaz, presidente de la Comisión Clínica del Ministerio de Salud provincial y director del hospital Rawson.

El infectólogo agregó que el mayor impacto de enfermedades respiratorias se dio en niños y niñas. “En este grupo, en general, se dieron la mayor cantidad de internaciones, aunque pocas se debieron a Covid-19″.

El virus que predomina en menores de 5 años es el sincicial respiratorio, principal causante de la bronquiolitis. El último reporte del Ministerio de Salud provincial indicó que las infecciones respiratorias agudas bajas (Irab) eran motivo de consulta en el 40 por ciento del total de atenciones en este grupo.

El pico de consultas por infecciones respiratorias en menores de 5 se dio en las últimas semanas epidemiológicas analizadas (del 2 al 15 de junio) mientras que el máximo valor registrado en las internaciones se produjo del 22 al 28 de mayo. Como es común todos los años, estos registros suelen bajar durante las vacaciones de julio, ya que también disminuye el contacto de los niños.

En adultos, el Sars-Cov-2 es el virus que más circula, seguido de influenza A (H3N2), informó Díaz.

La curva de consultas e internaciones en mayores de 18 años se comportó este año de manera singular. Se registró a partir de enero un aumento inusual de casos de gripe. Se presume que, al no haber circulado en los años anteriores, creció la cantidad de personas susceptibles. Por lo tanto, sin inmunidad. Luego fueron incrementándose los casos de todas las infecciones respiratorias en adultos, registrándose un pico hacia fines de mayo, principio de junio, para luego comenzar a descender.

Hoy sigue siendo Covid-19 el principal causante de las internaciones y muertes en adultos que contraen alguna infección respiratoria.

“Los fallecimientos en la población adulta se dan fundamentalmente por Covid-19, si hablamos de enfermedades respiratorias. Lo mismo pasa con las internaciones, aunque con una disminución importante en comparación con 2020 y 2021. Esto es por causa de la vacuna”, agregó Díaz.

El presidente de la Comisión Clínica expresó que el nivel de consultas se mantiene alto, aunque es lo esperable p

CÓMO PREVENIR

El infectólogo Juan Pablo Caeiro informó que este año aumentaron las infecciones respiratorias que durante la pandemia, especialmente en cuarentena, no se habían visto. En la población pediátrica también son comunes las infecciones por rinovirus (que provocan resfrío) y que los casos pueden aparecer fuera de estación. Además, pueden presentarse cuadros de rotavirus, que provoca diarrea en los más pequeños. Esta última se previene con una vacuna.

Un porcentaje “no menor” de los pequeños que contraen el virus sincicial pueden desarrollar asma, agregó.

¿Qué hacer en caso de tener síntomas respiratorios? Un hábito que nos quedó de la pandemia, es la necesidad de saber si estamos infectados o no con Sars-Cov-2. Sin embargo, el testeo hoy se recomienda para personas de riesgo. “Lo más sensato sería aislarnos cinco días hasta no tener síntomas. Si volvemos al trabajo, es importante usar el barbijo en todo momento, por lo menos hasta estar seguros de que ya no nos quedó ningún síntoma”, indicó Caeiro.

El infectólogo agregó que el Sars-Cov-2 sigue provocando oleadas en distintas partes del mundo, con nuevas variantes súper contagiosas que además provocan reinfecciones. “Hay que seguir vigilando las internaciones y prestar atención a las personas que tienen más chance de desarrollar una enfermedad grave, por tener alguna indicación de riesgo”.

La cuarta dosis o refuerzo se indica para las personas que se colocaron la tercera hace más de cuatro o cinco meses. O un año de la primera. Quienes integren los grupos de riesgo se deberán vacunar con una mayor frecuencia.

Caeiro agregó que la vacuna Prevenar está indicada también para los niños, mayores de 65 y adultos con comorbilidades, ya que protege contra la neumonía por neumococo.

“Hay que tener cuidado con el frío. Solemos pasar más tiempo encerrados, calentitos, respirando el mismo aire. Los ambientes deben ser siempre ventilados”, finalizó.

LA VOZ