Fuerte expectativa en el campo y la agroindustria por anuncios sobre el “dólar soja”

¡Compartir es demostrar interés!

El Gobierno está intentando cerrar una medida concreta en torno al tipo de cambio que se ofrecería para motivar la liquidación de soja y otros granos, para reactivar las máquinas de la agroindustria que están paralizadas hace un mes y generar un rápido ingreso de dólares al país.

Las decisiones que se darán a conocer en las próximas horas son mantenidas bajo un fuerte hermetismo en el ministerio de Economía que conduce Sergio Massa y la secretaría de Agricultura que conduce Juan José Bahillo.

Según fuentes del sector privado consultadas por este medio, el tipo de cambio acordado por el Gobierno y los productores representados por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) se ubicaría finalmente en torno a los 200 pesos.

Es un precio que está un 44,15% más alto que el tipo de cambio mayorista que este miércoles cotizaba en 138,74 pesos, al cual los productores además deben descontarle la alícuota del derecho de exportación que les corresponde de acuerdo al producto (33% para la soja).

Las trabas en las negociaciones estuvieron dadas hasta ahora porque los productores pedían una baja en las retenciones o una devaluación del peso para que la mejora de sus ingresos sea permanente.

Además, tras considerar que fracasó el esquema “70/30″ lanzado en julio por el Gobierno, los productores pidieron más agilidad para poder darse vuelta y comprar dólares tras la liquidación, porque el proceso hasta aquí ha sido burocrático y engorroso.

Trascendidos extraoficiales indicaban este miércoles que el Gobierno mantendría esta medida solo por septiembre, para que los productores que guardan gran parte de la cosecha en silobolsas reaccionen rápido.

La sociedad de Bolsa Adcap Grupo Financiero indicó que, según datos oficiales, en las últimas nueve semanas, el agro vendió 3,6 millones de toneladas de soja contra 5,5 millones de toneladas del mismo período de 2021. Eso muestra el fracaso del esquema anunciado en julio.

El Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (GERES) indicó que al 17 de agosto, los productores vendieron el 50,9% de la cosecha de soja 2021/22, es decir, 12,9 puntos porcentuales menos que el promedio del último lustro (63,8%), lo que implica “un relevante retraso en las ventas (estimado en 5,7 millones de toneladas).

En el Gobierno nacional estiman que aún quedan por comercializarse más de 20 millones de toneladas, valuadas en alrededor de 11.000 millones de dólares. Y, en base a eso, estiman que si las medidas convencen a los productores, habrá un alivio rápido para las reservas del Banco Central.

Por otro lado trascendió que el nuevo y temporal tipo de cambio podría ampliarse más allá de la soja, alcanzando a otros productos como la miel, el maní y el maíz pisingallo, entre otros. Esto porque el Gobierno busca el ingreso de 5.000 millones de dólares.

En su primera conferencia de prensa del 3 de agosto, Massa anunció que había acordado que desde ese día se ponía en marcha un “esquema de adelanto de exportaciones con las cadenas de valor de la pesca, el agro, la minería y otros sectores que ingresarán en los próximos 60 días un total de 5.000 millones de dólares que pasarán a engrosar las reservas del Banco Central”. Esto no ocurrió.

Por lo pronto, la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA) aseguró en un comunicado que hasta el momento solo hay “rumores” y señaló que sigue expectante de anuncios que pudiera hacer el Gobierno.

“Acerca de los últimos rumores, queremos informar que el gobierno no ha confirmado ninguna decisión y que, por el momento, no tenemos indicaciones que vayan a introducir un régimen especial para #exportadores en septiembre”, dijo CIARA.

Bahillo estará el jueves 1 de septiembre en el 5to Outlook de la Cadena Láctea Argentina, que se va a realizar en la ciudad de Rosario. Se trata de un evento de importancia para el sector a la hora de definir los lineamientos de las políticas públicas sectoriales.

Se espera que Bahillo pudiera realizar anuncios en el marco de esa actividad que se desarrollará en la zona donde está el principal polo oleaginoso de exportación del mundo. E incluso no se descarta la participación de Massa.

En la industria aceitera están desesperados. “No estamos pudiendo poder comprar granos para poder exportar aceite y harina”, dijo en sus última declaraciones Gustavo Idígoras, presidente de CIARA y del Centro de Exportadores Argentinos (CEC).

“La mitad de las fábricas están con la luz apagada, y esto son millones de dólares sin poder vender en harina y aceite”, lamentó Idígoras recientemente y afirmó que él mismo le pidió al Gobierno que “tome una decisión, la haga pública y la mantenga en el tiempo”.

AGRO VOZ  – LA VOZ

Escribinos
Dejanos Tu Mensaje
La Radio 102.9
Hola!!
Dejanos tu Mensaje