Macri, el factor externo que inquieta a Juntos por el Cambio Córdoba y anima al PJ

¡Compartir es demostrar interés!

Aquellos que creyeron que la incidencia nacional y cordobesa de Mauricio Macri había terminado con la derrota nacional de 2019 aún se resisten a admitir que erraron en el cálculo.

El expresidente recuperó parte de la centralidad que tuvo en sus años en el poder y se posiciona, en el tramo determinante del armado del tablero electoral, como una pieza relevante y, posiblemente, decisoria.

Recién en marzo o en abril –asegura un hombre de trato diario con el fundador del PRO–, Macri definirá si será o no nuevamente candidato a presidente. “No lo decidió aún”, reafirman en su entorno más íntimo. De lo que no hay dudas, ya no cerca suyo, sino en todo el universo PRO, es de que el exmandatario logró recomponerse políticamente hasta un umbral que lo pone en condiciones de tener un rol central en la coalición opositora que buscará volver al poder nacional el 10 de diciembre.

“Asegurarse que Macri no los dañe es algo que necesitan tanto Horacio (Rodríguez Larreta) como Patricia (Bullrich). Y esa es una carta que Mauricio está dispuesto a jugar a cambio de tener la potestad de armar provincias en las que quiere seguir teniendo influencia”, desgrana otro operador “amarillo”, sin sepultar la chance de que, finalmente, presente batalla presidencialista en las Paso.

Visita. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estuvo días atrás en Colonia Caroya y Jesús María, donde se encontró con el Chaqueño Palavecino.
Visita. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estuvo días atrás en Colonia Caroya y Jesús María, donde se encontró con el Chaqueño Palavecino.

Es obvio que Córdoba, después de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es el distrito con el que más vínculo trabó electoralmente Macri desde su irrupción en la escena nacional. Por eso el expresidente sigue casi a diario pidiendo reportes a gente de su confianza, y recibiendo detalles sobre la evolución de la coalición local, que tiene como figuras estelares a Luis Juez –alejado del expresidente y cuestionado por este– y a Rodrigo de Loredo, a quien mima y prefiere como candidato en Córdoba.

La reinvención de Macri en el plano nacional quedó a la vista en los primeros días de enero. Rodríguez Larreta y Bullrich viajaron al sur y lo visitaron en su casa de verano, donde Macri descansa junto a parte de su familia. La postal de ese liderazgo no puede ser más elocuente y patriarcal. A Bullrich, incluso, la hospedó en su residencia patagónica.

Patricia Bullrich y su marido Guillermo Yanco, junto a Mauricio Macri y Juliana Awada, en Cumelén.
Patricia Bullrich y su marido Guillermo Yanco, junto a Mauricio Macri y Juliana Awada, en Cumelén.

La precandidata pisará Córdoba la semana que viene. A su gira, que durará 24 horas, invitó a Juez y a De Loredo. En el macrismo realzan esa dualidad como una señal clara de la injerencia de Macri sobre Bullrich. En las huestes de la exministra suman a la valoración el descontento que produjo en esas filas los dichos de Juez en favor de la candidatura de Larreta. “Patricia mostrará en Córdoba que tiene dos candidatos, no uno”, ahondó un colaborador suyo.

IMPACTO EN CÓRDOBA

La renovada posición de liderazgo y de factor condicionante de Macri son variables que comenzarán a tallar cada vez con más fuerza en el armado opositor cordobés.

Aunque es obvio, vale subrayarlo: no es lo mismo para la dirigencia provincial cambiemita que la jefatura nacional la ejerza Rodríguez Larreta, Bullrich o Macri. De los tres, Macri es el que menos garantías otorga de querer poner fin con los 24 años de poderío peronista local. Para corroborarlo, sólo basta con repasar archivos, antecedentes y actitudes. Larreta y Bullrich, en cambio, hablan de gobernar la provincia.

Clausurado en las Paso de 2021 el proyecto provincial de su hijo político Gustavo Santos, Macri ha sido ambiguo respecto del PJ schiarettista. Su reunión del año pasado con Martín Llaryora produjo inquietud en cantidades industriales en Juntos por el Cambio. Y aunque ya no hable tan seguido con Juan Schiaretti, ese vínculo sigue latente. El combo inquietante lo completa el destrato que le propina a Juez cada vez que habla en privado con los muchos interlocutores locales que piden verlo.

LA VOZ

Escribinos
Dejanos Tu Mensaje
La Radio 102.9
Hola!!
Dejanos tu Mensaje