Miramar tendría el próximo verano un Centro Municipal de Terapia Marina

El municipio de Miramar, a través de la secretarías de Turismo provincial y nacional, proyecta la creación de un centro de talasoterapia, un método cosmético y terapéutico que se basa en baños marinos, ya sea utilizando agua de mar, barro y hasta algas extraídas de la laguna Mar Chiquita.

El mismo será de gestión municipal y planean construirlo en un edificio cercano a al Hotel Ansenuza y a unos cien metros de la costanera, con la idea de ser inaugurado para la próxima temporada de verano.

 

Terapia para enfermedades

Según precisó el intendente Adrián Walker  «el proyecto se encuentra bastante avanzado y espera cumplimentar su última etapa de documentación pertinente».

«Es gestionado a través de Turismo de la Provincia y de Nación, siendo que el financiamiento provendrá del banco Interamericano de Desarrollo (BID)», indicó.

«Se trata de un centro municipal donde se realizarán aplicaciones con productos extraídos del mar, ya sea con la misma agua, barro y eventualmente algas», puntualizó el mandatario municipal.

Cabe señalar que la talasoterapia es un método curativo de algunas enfermedades que se fundamenta en el clima y los baños marinos.

Asimismo, Walker anticipó que «el centro tendrá distintas piletas, hidromasajes y boxes para poner en valor el bienestar y la gente lo aproveche».

 

 Para la próxima temporada

Walker destacó que «el proyecto busca cubrir las necesidades de aquellos lugares que no pueden brindar este servicio por la falta de accesibilidad a los mismos, siendo que hoy estas prácticas se realizan en centros privados. A su vez, se busca que sea de utilidad para la investigación y el desarrollo».

En cuanto al funcionamiento de este nuevo centro, el intendente dijo que «estará a cargo del municipio con alguna participación eventual desde el ámbito privado, lo cual resta definir».

Y comentó que para su construcción se destinará un edificio municipal próximo a la costanera, en la zona donde se encuentra emplazada la Secretaría de Ambiente.

Consultado sobre los pasos a seguir, Walker explicó que «en el transcurso de este año, debería salir la licitación para luego poner en marcha su construcción, siendo que la idea es contar con el mismo para la próxima temporada de verano».

 

Hasta Brochero cuidaba su salud en Mar Chiquita

Por otra parte, el intendente miramarense contó que «descubrimos que allá por 1906, el santo cordobés José Gabriel Brochero venía a Mar Chiquita a cuidad su salud, a través de este tipo de terapias».

«Hemos encontrado documentación donde él mismo (Brochero) cuenta que se había demorado en contestar una carta porque estaba atendiendo su salud en Mar Chiquita», precisó.

Además, Walker comentó que «el dato se desprende de una investigación que realizó una historiadora del lugar acerca de la misión Yunque en la Argentina, vinculada a los primeros aviones metálicos, que en 1926 contaba con vuelos de Córdoba a Mar Chiquita».

«En esto aparece un alemán al que el propio Brochero le escribe aquella carta.  Tal vez éste trabajaba o colaboraba en todo lo que hacía al trazado de caminos o ferrocarriles de aquella época», manifestó.

Por último, señaló que «hay referencias del año 1908 de un médico que comenzó con aquellas terapias en lo que se denominaban los ‘hoteles ranchos’. De hecho el propio Hotel Viena contaba con este tipo de consultorios, y hasta había un centro municipal que luego se deterioró mucho y desapareció».

Fuente: La Voz de SanJusto