Ganadería: El bajón de envíos a China continuaría hasta marzo

i bien lentamente están volviendo a trabajar los puertos y los bancos chinos, todavía resulta muy difícil transportar la carne importada hasta los diferentes puntos de venta a lo largo y ancho del país.

Millones de trabajadores no han vuelto todavía al trabajo, siguen cerrados en gran parte del país los restaurantes y permanecen suspendidos los espectáculos públicos, las reuniones sociales, los festejos, la actividad en los colegios y buena parte de la administración pública.

Para detener la propagación del coronavirus, muchas rutas siguen cortadas y la gente sale a la calle sólo para lo indispensable.

Bajo este panorama, sigue habiendo un enorme stock de carne de cerdo y vacuna en cámara, pero las exportaciones de los principales países proveedores de China continúan siendo altas: si bien en enero y febrero han sido 40 por ciento más bajas que en noviembre-diciembre, duplican lo que se embarcaba a este destino un año atrás.

De todos modos, es una realidad que mucha carne adquirida en Sudamérica y Oceanía con anterioridad a la crisis del coronavirus, está llegando inoportunamente a puertos chinos, donde es difícil desembarcarla y nacionalizarla, ante la falta de trabajadores o ante el problema de que todos los depósitos de frío están ocupados. Muchos containers se desvían a otros puntos de Asia, como Singapur, Corea del Sur o Hong Kong.

En enero, como se mencionó, podría estimarse que los embarques de los países del Mercosur y de Australia con destino a China, habrían caído 40 por ciento con respecto a diciembre. El problema es que el colapso económico del gigante asiático lleva a pensar que en los próximos meses las importaciones seguirán declinando.

Mercosur

En el caso de la Argentina, en octubre pasado llegó a exportar 49.600 toneladas peso-producto, un volumen que se redujo a 44.900 toneladas en diciembre y a 34.400 toneladas en enero último.

De cualquier manera, estos envíos del primer mes superan por 36 por ciento al inicio de 2019. En lo inmediato, se descuenta que las exportaciones a China caerán también en febrero y en marzo próximo.

Los otros proveedores sudamericanos también sufren. Las exportaciones de Brasil de febrero a todo destino, según la consultora Agrifatto, apuntarían a entre 110 mil y 118 mil toneladas, contra 139 mil toneladas de febrero del año pasado.

En el caso de Uruguay, el Instituto Nacional de Carnes (Inac) ha calculado que, hasta el 15 de febrero último, las exportaciones a China, incluyendo las menudencias, bajaron 35 por ciento en volumen y 28,1 por ciento en valor con respecto a los primeros 45 días de 2019.

Y si se compara con el promedio del excepcional cuatrimestre septiembre-diciembre pasado, la caída es del 60 por ciento en volumen y del 65 por ciento en valor.

Precios

Un gráfico presentado hace unos días por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) marca que en enero de 2011 la carne vacuna en China valía unos 36 RMB (yuanes) por kilo, mientras que hoy cuesta 85 RMB por kilo (un dólar equivale a siete yuanes). Sólo en el último año, este alimento subió 23 por ciento.

Más fuerte aún fue el alza del cerdo: 158 por ciento en los últimos 12 meses, de 22 a 58 RMB. En este caso, el precio, que había cedido entre octubre y enero, ahora vuelve a subir y ya alcanza los picos de cuatro meses atrás. La carne aviar, en cambio, “sólo” se incrementó 14 por ciento.

La Voz del Interior