Covid 19: Tres de cada 10 casos cordobeses no tuvieron fiebre

Tres de cada diez casos cordobeses confirmados de Covid-19 no presentaron fiebre como uno de sus síntomas. Se trata de un estudio preliminar en los primeros 166 pacientes que fueron infectados con el nuevo coronavirus en la provincia.

Cuando comenzaron a detectarse casos de Covid-19 en Argentina la definición de caso sospechoso estaba marcada por dos condiciones: un nexo epidemiológico (viaje al exterior o contacto con paciente confirmado) y tener fiebre alta.

A medida que evolucionó la pandemia, la definición de caso sospechoso fue cambiando. La fiebre (ahora es 37,5 grados o más) sigue siendo un síntoma, pero ya no es excluyente.

“Por ahora es un interrogante. Probablemente no hay que esperar solamente la fiebre para pensar en una posible infección. No es el único síntoma”, asegura Miguel Díaz, director del Hospital Rawson.PUBLICIDAD

Según este estudio realizado por el Ministerio de Salud de la Provincia, el 68 por ciento de los pacientes tuvo fiebre; el 60 por ciento tos; el 30 por ciento dolor de garganta y 30 por ciento indicó cefaleas (dolor de cabeza).

De todas formas, el experto asegura que es un trabajo preliminar, una muestra pequeña para sacar conclusiones y con varios casos de personas mayores que a veces no expresan bien los síntomas que tienen.

Pero el dato no deja de llamar la atención si se compara con lo observado en China. Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre más de 55 mil casos de ese país determinó que el 87,9 por ciento tuvo fiebre. Díaz advierte que quizás puede haber diferencias sobre cuándo se evaluaron los síntomas.

El informe de la OMS además describe otros síntomas frecuentes: tos seca (67,7%), debilidad y fatiga (38,1%), expectoración (33,4%), disnea (18,6 %), dolor de garganta (13,9%) y cefalea (13,6%).

No obstante, un informe epidemiológico de Chile también detectó que la fiebre solo estuvo presente en la mitad de los pacientes confirmados.

Caso grave

“La fiebre no es un indicador de que el cuadro sea grave. En este sentido, los signos más importantes son el aumento en la frecuencia respiratoria, el nivel de saturación de oxígeno y otros indicadores por laboratorio (ferritina y dimero D)”, explica Díaz.

El especialista también detalla que el signo que más agobia a los pacientes es la falta de aire (disnea) pero por lo general no aparece al inicio de la infección.

“El cuadro se agrava a los siete u ocho días, que es cuando empieza la disnea. Por lo que muchos pacientes llegan bien al hospital y luego se complican durante la internación”, explica.

Pérdida de olfato

Sobre la pérdida de olfato, Díaz indica que no es un signo que se haya evaluado, sino que lo refirieron las personas como una complicación muy sorprendente para ellos.

A nivel nacional, la falta de olfato o gusto sin otro síntoma, ya es motivo para pensar que esa persona es un casos sospechos de Covid-19.

Estudios preliminares en otros países encontraron que algunos pacientes infectados manifestaron problemas en el sistema nervioso central como ACV, mareos y pérdida de la conciencia, además de pérdida de olfato y del gusto.“No hemos tenido casos con otros síntomas neurológicos. Solo los pacientes geriátricos que ya tenían este tipo de condición previa a la infección”, agrega.

4 criterios de sospechoso

  • Uno. Fiebre (37,5 o más) y al menos otro de estos síntomas: tos, dolor de garganta, dificultad para respirar y/o pérdida del olfato o el gusto. Y además en los últimos 14 días tener contacto con casos confirmado o historial de viaje al exterior o a zonas del país con transmisión local.
  • Dos. Todo paciente con diagnóstico clínico y radiológico de neumonía y sin otra etiología que explique el cuadro clínico.
  • Tres. Todo paciente que manifiesta falta de gusto (disgeusia) u olfato (anosmia), de reciente aparición y sin otra etiología definida y sin otros signos o síntomas.
  • Cuatro. Todo personal de salud y personal esencial que presente fiebre o dos o más de los siguientes síntomas: tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, anosmia, disgeusia.

La Voz