La Conmebol achicó la sanción contra River en la actual Copa Libertadores

Todavía no existen fechas definidas ni tampoco estimativas para el regreso del fútbol en Sudamérica. A nivel continental, la Conmebol no determinó cómo continuarán las competiciones, más allá de que tiene en carpeta al mes de septiembre como plataforma de reinicio. Pero la sanción contra River que había sido impuesta después de que se expidiera el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) se levantó: de esta manera estaría en condiciones de finalizar la fase de grupos en casa ante Liga de Quito con su público, siempre y cuando lo permita el coronavirus.

En febrero pasado, el TAS definió que el Millonario tenía responsabilidad parcial en los incidentes que se originaron durante el traslado de los jugadores de Boca previo a la revancha por la final de la Libertadores 2018 (fue apedreado el micro que lo llevaba al estadio Monumental) y por eso debería disputar los primeros partidos como local de la actual edición a puertas cerradas. De hecho en esa condición salió a la cancha cuando goleó 8-0 a Binacional de Perú por la segunda jornada del Grupo D.

Pero los de Núñez entendieron que habían salido perjudicados por la sanción y decidieron apelarla. Ahora la Conmebol dio el brazo a torcer y redujo la pena: en el último encuentro en el Antonio Vespucio Liberti podrá concurrir su público, aunque la cabecera Sívori será clausurada.

El último compromiso de River ante Binacional: ganó 8-0 en el Monumental a puertas cerradas (Reuters/Agustin Marcarian)
El último compromiso de River ante Binacional: ganó 8-0 en el Monumental a puertas cerradas (Reuters/Agustin Marcarian)

La medida no contemplará el cotejo anterior ante el San Pablo de Brasil, válido por la quinta jornada de esta fase. Cabe recordar que antes el equipo de Marcelo Gallardo tendrá que actuar como visitante ante los paulistas y frente a Binacional. Sus últimos dos compromisos lo tendrán de anfitrión.

Si los protocolos de distanciamiento por el COVID-19 se mantienen, River permanecerá imposibilitado de llevar público, aunque esta medida les cabría a todos los clubes que disputan los campeonatos de Sudamérica.

La paridad en la zona de River es absoluta: los cuatro equipos ganaron un partido y perdieron el otro. Los dirigidos por el Muñeco cuentan con la ventaja de la diferencia de goles a favor (+5) luego de vapulear en su último match antes del receso obligado.