Schiaretti prepara la autorización para reuniones familiares y apertura de bares en «zonas blancas»

En los casi 180 minutos que duró la reunión virtual con el presidente Alberto Fernández, el gobernador Juan Schiaretti se mostró alineado con las medidas que el Gobierno nacional está aplicando para combatir el Covid-19 y dispuesto a avanzar con la apertura de la cuarentena en Córdoba. Pero desde el interior provincial.

Dos fuentes de la Casa Rosada comentaron a La Voz que el mandatario provincial no ocultó su satisfacción por haber dado por superado los tres brotes más importantes que involucraron a la ciudad de Córdoba, que sigue siendo el epicentro de la preocupación del Gobierno provincial.

La referencia fue para el foco de contagio que se generó en el geriátrico de Saldán, que luego impactó en el hospital Italiano, y los contagiados que se produjeron en un local comercial frente al Mercado Norte.

“Esos brotes están superados, pero seguimos con mucha atención lo que sucede en la ciudad de Córdoba”, habría dicho Schiaretti en el primer tramo de la teleconferencia en la cual mantuvo un diálogo directo con Fernández.PUBLICIDAD

Siempre según fuentes del Gobierno nacional, porque fiel a su costumbre el gobernador evitó filtraciones del diálogo que mantuvo con el Presidente y sus colegas, a Schiaretti no lo acompañó ningún funcionario durante la reunión virtual, que siguió desde su computadora personal en su despacho del Centro Cívico.

Schiaretti también habría marcado como “un desafío”, para evitar la propagación del coronavirus, el reinicio del servicio del transporte urbano en la ciudad de Córdoba, que se producirá este viernes.

Lo que viene

Schiaretti mantendrá su postura de los últimos 75 días: dice que hará lo que le indique el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para las próximas dos semanas de la nueva etapa de la cuarentena.

Más allá de la opinión de los especialistas, el mandatario viene hablando con los integrantes del COE y sus funcionarios más cercanos para “avanzar con la apertura de la cuarentena, desde el interior”, según definió un funcionario provincial que pasa seguido por el despacho principal del Centro Cívico.PUBLICIDAD

Las dos medidas de mayor impacto que se anunciarían este fin de semana podrían ser permitir reuniones de hasta 10 personas y la apertura de bares y de restaurantes, en las denominadas «zonas blancas» del interior.

Están en análisis y no se descartan, pero nadie se anima a confirmarlas.

De concretarse, serían el mayor paso en la búsqueda de la normalización de las actividades, al menos en el interior y con acuerdo con los intendentes.PUBLICIDAD

Estas dos medidas estarían lejos de implementarse en la ciudad de Córdoba, que depende del intendente Martín Llaryora.

Si bien en el Gobierno provincial niegan diferencias con Llaryora, dos funcionarios schiarettistas admitieron que el intendente capitalino “es más conservador” en la flexibilización de las restricciones.

GOBIERNO. Alberto Fernández y parte de su gabinete dialogó con los gobernadores. (Presidencia)

GOBIERNO. Alberto Fernández y parte de su gabinete dialogó con los gobernadores. (Presidencia)

Respecto de la apertura de bares y de restaurantes, sería con un estricto protocolo que deberán cumplir los comerciantes y los ciudadanos, con control de los municipios.

Lo de las reuniones familiares es un tema en análisis, pero aún no se sabe si será para sólo para las localidades de menos de 10 mil habitantes o si se extenderá también a las ciudades del interior.

Schiaretti y los integrantes del COE aguardarán los anuncios del Presidente de la Nación para avanzar en los anuncios para Córdoba.

En la teleconferencia desde la Quinta Presidencial de Olivos, Alberto Fernández dejó claro que serán los gobernadores y los intendentes los que resuelvan sobre la cuarentena, salvo en las grandes ciudades (más de 500 mil habitantes), donde cualquier decisión debe ser aprobada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

Realismo

Una de las principales definiciones del presidente Alberto Fernández con los gobernadores fue “es falso decir que la pandemia está superada”.

Dicen sus funcionarias y funcionarios más cercanos que Schiaretti suscribe en todos los términos esta definición del jefe del Estado, más allá de que en los últimos 10 días en Córdoba hubo pocos casos.

De allí que en el Centro Cívico son muy reticentes a confirmar que la semana que viene vaya a existir una flexibilización “importante”.

“Todo indica que habrá avances, pero escalón por escalón. No vamos a poner en riesgo lo que hemos logrado, que es achatar la curva. Pero también sabemos que la gente está cansada. Con esos dos parámetros, el COE, en coordinación con el gobernador, tomará las decisiones”, fue tajante la fuente oficial provincial.

La Voz