El municipio de San Francisco elabora vitamina D3 para prevenir enfermedades respiratorias

La Planta Elaboradora de Medicamentos Municipal comenzó a producir suplementos de vitamina D3, que ayuda a prevenir enfermedades respiratorias en invierno y también colaboraría a combatir la pandemia de coronavirus, según estudios a nivel mundial.

Algunas dosis ya fueron distribuidas entre los adultos mayores que se encuentran alojados en los geriátricos y hogares de nuestra ciudad. Otras serán entregadas en la farmacia de la Asistencia Pública de manera gratuita a quienes las requieran, aunque antes deberán presentar la indicación médica correspondiente.

Estudios científicos aseguran que tomar sol e incorporar de esa manera la vitamina D, es clave para combatir resfríos y neumonías. En eso y otros aspectos se basaron las autoridades municipales para tomar la iniciativa de diversificar la producción de medicamentos. Recordemos que desde abril se elaboran en la planta que funciona en el Parque Industrial comprimidos de paracetamol, un antifebril y analgésico.

En gotas. Se realizó una producción inicial de 100 unidades compuestas por goteros de 10 ml.

El secretario de Salud Fernando Giacomino expuso los resultados de importantes estudios que analizan las posibles causas del contagio de Covid-19 y proponen que la vitamina D3, si bien ciertamente no es una cura, podría ser una herramienta para reducir los factores de riesgo. No obstante, hasta entonces no se aseguran efectos en ese sentido y los expertos invitan a la precaución.

En este caso se confeccionó un lote inicial de 100 unidades compuestas por goteros que tienen una capacidad de 10 mililitros cada uno mientras que los lotes siguientes estarán compuestos por la cantidad necesaria para satisfacer la demanda que se vaya presentando.

¿Por qué vitamina D3?

Giacomino destacó que mediante estudios científicos que se están desarrollando en diferentes partes del mundo se conocieron los beneficios que otorgaría la vitamina D3 en lo que refiere a infecciones respiratorias, junto al fortalecimiento óseo.

«Es importante para todas las personas, si bien se usa para lo que refiere al tema de huesos, se ha comprobado mediante trabajos científicos que esa vitamina protege o ayuda a evitar las infecciones respiratorias del invierno, sumado a que se ha encontrado en muchos países donde se produjeron muertes por covid-19, que estas personas poseían bajos niveles de vitamina D3», manifestó el funcionario.

Por su parte, el intendente municipal Ignacio García Aresca expresó que «hay estudios realizados no solamente en la Argentina, avalados por el Conicet, sino en distintas partes del mundo sobre la importancia de la vitamina D3 como un paliativo y ayuda en la prevención de enfermedades respiratorias en adultos mayores. Es por ello que desde el equipo de la Secretaría de Salud, se planteó fabricar este suplemento vitamínico en nuestra Planta Municipal Elaboradora de  Medicamentos, después de haber estudiado en profundidad sobre este tema».

Giacomino: «Si bien se usa para lo que refiere al tema de huesos, se ha comprobado que esa vitamina ayuda a evitar las infecciones respiratorias del invierno, sumado a que se ha encontrado en muchos países donde se produjeron muertes por covid-19, que esas personas poseían bajos niveles de vitamina D3».

Primero, los abuelos

«Gracias a este tipo de trabajo, hoy es un hecho y ya hemos entregado la primera producción como refuerzo a los adultos mayores que residen en el Hogar Diehel de Sienra. Seguiremos otorgando en el resto de geriátricos de la ciudad, ya que sabemos que este grupo de personas son las más vulnerables frente a este tipo de enfermedades», señaló García Aresca.

El mandatario municipal agradeció a «todo el equipo de Salud porque permanente están en la búsqueda de acciones que ayuden a evitar la proliferación de enfermedades».

«Esto es un método preventivo, que si bien está totalmente en estudio en otros países y hay trabajos en EE.UU sobre este tema, se recomendaría la administración de un suplemento diario de la vitamina D3 para protegerlos de enfermedades respiratorias, como refuerzo ya que debido a la pandemia muchos de ellos no pueden salir a tomar sol o bien no pueden ingerir ciertos alimentos que brindan esta vitamina. Por eso queremos realizarlos desde la municipalidad para todos los ancianos de los hogares como una medida más para su cuidado», siguió Giacomino.

El intendente Ignacio García Aresca encabezó el anuncio en la Asistencia Pública

Un déficit extendido

El déficit generalizado de vitamina D es una constante en todo el mundo.

En la hipovitaminosis D inciden factores ambientales, como la dieta (los pescados grasos son los más ricos en ella), insuficiente exposición al sol, la vida sedentaria. Suele ser imposible restituir sus niveles apropiados sin suplementación. Es una vitamina económica y sencilla de administrar.

Tener baja vitamina D es factor de riesgo para un abanico de males: enfermedades autoinmunes, neurodegenerativas, cardiovasculares, diabetes, osteoporosis, hipertensión arterial y hasta cáncer. Además, la deficiencia se asocia a un mayor riesgo de infecciones como la tuberculosis y virosis como la gripe y el dengue.

Los fundamentos 

 – Al igual que todas las vitaminas, la D es un micronutriente esencial, requerido en pequeñas cantidades para la función, crecimiento y desarrollo celular normal.

– Su función principal es ayudar al cuerpo a absorber el calcio y el fosfato, manteniendo los músculos y los dientes sanos y los huesos fuertes y menos propensos a romperse.

– El cuerpo produce vitamina D cuando la piel está directamente expuesta al sol. La exposición indirecta, como el sol que brilla a través de una ventana, no creará vitamina D.

– Una falta severa de D puede resultar en huesos blandos, delgados y quebradizos durante la infancia, una condición llamada raquitismo que se ve predominantemente hoy en niños desnutridos en países en desarrollo. El raquitismo es extremadamente raro en los países desarrollados, ya que muchos alimentos como la leche, las fórmulas infantiles, el pan, el jugo de naranja, el yogur, la margarina y los cereales están enriquecidos con vitamina D por los fabricantes.

– La mejor fuente de alimento para la vitamina D es el pescado graso como el salmón, el atún y la caballa; las fuentes de plantas son mínimas, lo que requiere que los veganos y los vegetarianos busquen suplementos.

– La vitamina D hace mucho más que proteger el desarrollo óseo y muscular. Ayuda a las células nerviosas del cerebro a transmitir mensajes y al sistema inmunitario a combatir las bacterias y los virus invasores.

– Los estudios han demostrado que la deficiencia de vitamina D daña el sistema inmunitario, y algunos estudios encontraron que los suplementos de vitamina D pueden reducir el riesgo de infecciones por virus respiratorios. Pero esas infecciones no son Covid-19; no hay hasta ahora ningún beneficio conocido de tomar dosis de vitamina D superiores a las recomendadas.

La Voz de San Justo