Una mujer fue quemada por su hijo con agua hirviendo y está grave en terapia intensiva

¡Compartir es demostrar interés!

Ocurrió en Morteros. Por la gravedad de las heridas, Sandra Montiel fue derivada al Instituto del Quemado de Córdoba.

Sandra Montiel, la mujer que el sábado en horas de la noche fue quemada con agua hirviendo se encuentra internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto del Quemado de la ciudad de Córdoba donde fue trasladada desde el Hospital Municipal José Sauret de Morteros.

El presunto autor de la agresión es el hijo de 15 años, que habría actuado de esa manera por no tolerar que su madre tuviera una nueva pareja. El incidente se desencadenó cuando la mujer invitó a su expareja a tomar unos mates a la casa donde vive, a raíz de la agresión la mujer resultó con quemaduras en un 53% por ciento de su cuerpo.

La decisión de trasladar a la víctima a un centro de mayor complejidad se decidió al comenzar la mujer con problemas renales, producto de las quemaduras sufridas. Le colocaron una sonda a los fines de evacuar el líquido de los riñones.

La agresión, que habría sido protagonizada por el hijo mayor de la mujer, ocurrió pasadas las 23 del sábado.

Cecilia Espíndola, madre de la víctima y abuela del presunto agresor, contó a LA VOZ DE SAN JUSTO cómo ocurrió el grave hecho. «El sábado pasadas las 23 cuando salió del trabajo y camino a su casa se encontró con su expareja con quien convivió hasta cinco meses atrás», relató.

Luego continuó explicando que «como ella estaba mal y deprimida por el maltrato de sus hijos lo invitó a su casa para tomar unos mates y conversar, cuando llegó a la casa el hijo comenzó a insultarla entonces la expareja de Sandra se retiró del lugar al ver que el hijo estaba totalmente alterado».

El ataque se produjo una vez que el hombre se retiró del lugar. «Mi nieto tomó la pava de agua hirviendo con la que mi hija pensaba tomar unos mates y se puso delante de ella que estaba con la cabeza baja. Ella le dijo ‘no me vas a tirar con el agua caliente’ y allí fue que le arrojó el agua hirviendo mientras se reía y le decía ‘esto no es nada al lado de lo que te va a pasar’ y sacudía la pava para que le cayera hasta la última gota mientras se reía e insultaba a mi hija», explicó la madre de la víctima.

La mujer contó que la agredida solo atinaba a mirar a su hijo y decirle que se iba a arrepentir de lo que estaba haciendo. «Él se reía y disfrutaba, el hermano menor que tiene ocho años se tomaba la cabeza mientras le preguntaba por qué le había hecho eso a la madre», contó.

La expareja de la víctima fue quien dio aviso a la policía, cuando los uniformados llegaron a la casa, la mujer no quería que la trasladaran al hospital pero el personal policial tomó la decisión de llevarla al Hospital Municipal donde tras las primeras curaciones y ante la gravedad de las lesiones se decidió el traslado este lunes al Instituto del Quemado en la ciudad de Córdoba.

Al no existir denuncia ante la Unidad Judicial, la justicia de Morteros investiga de oficio con la participación del Juzgado de Menores. El presunto agresor se encontraría junto a su abuela paterna.

Gentileza: La Voz de San Justo