Carne bovina: 65% de los argentinos admite haber reducido el consumo

cuarentena implementada por el nuevo coronavirus está impactando en los ingresos de la población y eso se refleja en el consumo de alimentos. A tal punto que la carne vacuna, el producto más preferido por los argentinos, está disminuyendo su presencia en la dieta.

“Un 65 por ciento de la gente hoy en día está diciendo que está dejando de lado parte de su consumo de carne vacuna y está empezando a consumir otro tipo de alimentos”, aseguró Adrián Bifaretti, jefe de Promoción Interna del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).

Durante su participación en un seminario internacional organizado por el IPCVA, Bifaretti precisó que durante la  pandemia siete de cada 10 personas están teniendo una reducción de sus ingresos, lo cual provoca que la actitud de compra  sea mucho más racional. “Actualmente, 84 por ciento de la población está analizando sus compras de una manera absolutamente racional”, indicó.

Ingreso y cultura

Según el especialista, la gente está buscando ofertas mucho más que antes: ocho de cada 10 personas está pendiente de las promociones. “Es evidente que la relación precio calidad aparece en todos los estratos como los factores más determinantes”, destacó.

Además de la cuestión económica, el consumo de carne atraviesa también una transición cultural. “La Argentina es una sociedad carnívora, pero las conductas alimentarias indican que hay un tres por ciento de vegetarianos, un dos por ciento de veganos, y casi un 30 por ciento de flexitarianos, es decir gente que por algún motivo está dejando de consumir carne vacuna, está atenuando el consumo de carne vacuna”, aseguró.

Tendencia mundial

A nivel mundial, y con la excepción de las exportaciones a China, la tendencia es similar. Según el analista Richard Brown, director de la consultora especializada de Gira, también observa una reducción en el consumo de carne bovina.

“Estamos viendo algo así como un 15 por ciento de pérdida del consumo de carne a través del servicio de alimentos en 2021. Gran reducción en Europa y una caída ligeramente menor en los Estados Unidos”, indicó durante su intervención en el seminario.

Para Brown  una cosa que no cambiará es que el pollo, por su menor costo, seguirá tomando porciones de mercado. “Volveremos a la época en que las carnes de primera calidad, como la carne vacuna, tengan los mejores precios”, concluyó.

AGRO VOZ – LA VOZ