Causa Afip: prisiones domiciliaria y otro detenido, las novedades este viernes

¡Compartir es demostrar interés!

El viernes dejó dos novedades respecto a la causa conocida como «la banda de las facturas truchas». Por un lado, hubo una nueva detención, la de un vecino de nuestra ciudad quien se entregó a la Justicia Federal de San Francisco. Por otro, la excarcelación de las dos mujeres que integran el grupo de 11 imputados y detenidos en la ciudad y la zona en el marco de esta causa que se inició a partir de una investigación ordenada por la Afip y tiene hasta ahora más de 30 personas imputadas tras unos 90 allanamientos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) en distintas provincias. 

El último detenido, Mariano Planells, si bien como el resto de los aprehendidos fue imputado por «asociación ilícita fiscal», se investiga si actuaba como «reclutador» de personas a las cuales se les generaba una clave fiscal que luego les era robada para crear empresas «fantasmas».

Por su parte, María Isabel Abtt, esposa de Mauricio Pizzi, otro de los detenidos en Devoto, recibió el beneficio de la prisión domiciliaria por ser madre de dos niños de corta edad.

La Justicia también le concedió el arresto domiciliario a Marlene Von During, esposa de uno de los dos prófugos de esta causa. La mujer posee un hijo con discapacidad.

Una fuente cercana al despacho del juez federal Pablo Montesi dijo que ambas resoluciones se adoptaron con perspectiva de género, «esto significa que se consideró que la madre era la persona más apta para el cuidado de los niños y no es un detalle menor».

Ahora es Domingo Benso, gerente del Grupo Cooperativo Devoto, quien aguarda una respuesta favorable a su pedido de excarcelación, considerando que, según alegó su abogado, tiene a su cargo una hija con capacidades especiales.

Se entregó

Planells se presentó ante el despacho del juez Montesi acompañado del defensor oficial Esteban Lozada, quien asumió la defensa del hasta ayer prófugo. Esta persona permanecerá el fin de semana en la Alcaidía de la Departamental San Justo y posteriormente será trasladado a la Unidad de Contención del Aprehendido (UCA) en la ciudad de Córdoba donde se encuentra el resto de los detenidos: Domingo Benso, Diego Manzotti, Mauricio Pizzi, Miguel Montali, Lucas Zopetto, Omar y Agustín Gianelli, padre e hijo, y Pablo Barbieri.

En tanto que permanecen prófugos los hermanos Rodolfo Luis y Mario Elías Tapiero.

Son unas 2.800 las facturas falsas a través de las cuales se habría emitido documentación adulterada en nuestra región por más de $2.800 millones y $430 millones la cifra por la que entre los años 2017 y 2020 se evadieron impuestos.

Más municipios en la mira

La presunta red de usinas de facturas falsas tendría ramificaciones en todo el país. Al menos tres municipios de nuestra región -aunque ayer la Justicia indicó podrían ser más- también habrían adoptado esta metodología para declarar gastos en actividades municipales.

Como casos testigo fueron imputados los intendentes de Mendiolaza, Néstor Daniel Salibi, y de Saldán, Cayetano del Valle Canto. Están acusados de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública. Otros funcionarios figuran como partícipes necesarios.

Los cabecillas, detenidos

La investigación se remonta a 2017, a raíz de datos aportados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) que reveló el proceder delictivo de una banda que presuntamente emitía facturas electrónicas apócrifas para evadir impuestos como IVA y Ganancias, robando las claves fiscales de personas humildes que luego se veían afectadas para conseguir trabajos o acceder a planes sociales.

«En Córdoba y San Francisco esta banda creaba las empresas falsas y robaba las claves fiscales. A quienes consideramos como organizadores y jefes están todos detenidos», aseguró Enrique Senestrari, uno de los fiscales a cargo de la investigación que se reparte entre la Justicia Federal de Córdoba y San Francisco.

la voz de san justo