Casi 50 personas realizaron controles en la Campaña de Cáncer de Piel de Lalcec Brinkmann

¡Compartir es demostrar interés!

Fue el 28 de noviembre. Intervino el dermatólogo, DR. ELSO BARBARESCO, que efectuó la revisación y control de 48 pacientes. Se detectaron 4 “carcinomas” o tumores malignos, que deberán ser sometidos a tratamientos oncológicos para su resolución y 5 “queratosis” o lesiones precancerosas, que requerirán atención y seguimiento de su evolución. Al ser consultados cómo se enteraron de la campaña, la mayoría citó a la difusión de los medios de comunicación y, en segundo lugar, a las redes sociales de LALCEC.

 

Los resultados dados por el facultativo, revelan la importancia de la campaña de LALCEC, que la sociedad debe aprovechar, porque el descubrimiento temprano de dicha enfermedad, permite abordar curaciones mucho más efectivas que cuando las mismas se hallan en un estadío, ya complicado que puede ser irreversible.

 

El cáncer de piel se produce por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel, y existen dos tipos principales de tumores: el carcinoma y el melanoma. Los primeros son los más frecuentes, mientras que los melanomas son menos, pero su evolución puede ser de peor pronóstico. En Argentina, no obstante, se diagnostican anualmente unos 130.000 casos de melanomas, por lo que las cifras son por demás preocupantes.

 

El sol es el causante del cáncer de piel en 9 de cada 10 casos, por lo que incorporar hábitos saludables en la exposición, como el uso de protector solar, sombreros y anteojos, y evitar los horarios de mayor radiación solar, son tan importantes como la consulta anual con un médico especialista para prevenirlo.

 

La exposición a las radiaciones ultravioletas provenientes del sol es la causa más frecuente del cáncer de piel. La piel absorbe de forma continua la radiación ultravioleta que emite el sol a lo largo de la vida. La mayor parte de la exposición a rayos UV proviene del sol, aunque una parte puede provenir también de fuentes artificiales, como cabinas de bronceado y lámparas solares.

 

El cáncer de piel, en la mayoría de los casos, es prevenible y curable si es detectado a tiempo. La falta de información sobre prevención y factores de riesgo es una de las principales causas que genera que año tras año se presenten cientos de casos que podrían evitarse.

 

Es importante recordar:

– El agua y la arena reflejan 30% de las radiaciones. – La nieve refleja un 80%. La intensidad de los rayos ultravioleta (UV) aumenta un 10-12% cada mil metros de altura. – Dentro del agua, y hasta un metro por debajo, se reciben el 100% de las radiaciones solares – Los cristales de los autos no cumplen función barrera. – Por un cristal convencional pasan el 60% de las radiaciones. Los cristales polarizados son equivalentes a SPF 70. – El césped devuelve directamente sobre la piel el 20% de las radiaciones. – Ningún protector solar es resistente al agua. – La mejor prevención es proteger la piel del sol todo el año.