Para la segunda ola, Córdoba sumará 700 camas críticas

¡Compartir es demostrar interés!

En todas las pandemias, siempre las segundas olas han sido más crudas”. Esa fue una de las frases que dejó el ministro de Salud de la Provincia, Diego Cardozo, durante la conferencia que brindó ayer, luego de tres meses de ausencia de esa modalidad de información.

La advertencia de Cardozo sobre la magnitud de una nueva arremetida del Covid-19, como ya se vive en otros países de América latina, se complementa con su anuncio de que Córdoba alcanzará s sumar 3.700 camas críticas en abril próximo.

En cierta forma, esa apuesta es un indicador de las proyecciones epidemiológicas que manejan en la Provincia, al agregar un 20 por ciento más de músculo para atender a los pacientes graves. En octubre pasado, se llegó a ocupar el 82 por ciento de las camas críticas disponibles.

Entre el subsistema privado y el público, Córdoba tiene hoy la capacidad para atender a más de tres mil personas con la misma patología. A principios de la pandemia –recordó Cardozo–, había poco más de mil camas.

A la continuidad de la pandemia hay que agregar el problema de las enfermedades respiratorias, que durante el año pasado se redujeron a niveles históricos por una cuarentena que ya no existe. El aumento de la movilidad y el regreso a las clases presenciales anticipan un escenario más complejo en esta materia.

“Sabemos que va a venir no sólo la segunda ola del Covid-19, sino también el virus influenza y las situaciones respiratorias leves de nuestros niños”, dijo el ministro.

La situación parece precipitarse con la reciente detección de las variantes del Reino Unido y de Manaos (Brasil) del virus en Córdoba. Cardozo señaló que reforzarán los controles en los ingresos a la provincia, sobre todo los aéreos.

Pero aclaró también que por ahora no habrá nuevas restricciones de actividades ni está previsto limitar el tránsito entre las provincias.

La atención de las autoridades sanitarias está puesta, sobre todo, en la ruta 19 (por San Francisco), que representa el principal ingreso desde Brasil hasta Córdoba. En ese punto estratégico, Cardozo dijo que ya están realizando controles y testeos y que la recomendación para quienes llegan del exterior es el aislamiento.

Reunión federal

Para hoy está prevista la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa). La última se había realizado el año pasado en Córdoba y contó con la presencia del exministro de Salud de la Nación Ginés González, eyectado de su función tras el escándalo del “vacunatorio VIP”. En el cónclave, que reúne a los 24 ministros de Salud de todas las provincias, no sólo se evaluarán las medidas sanitarias, sino que se revisarán los criterios de vacunación ante la falta de certezas de la llegada de nuevas dosis.

Allí analizarán también la posibilidad de aplicar por ahora una dosis, en vez de dos, de algunas de las vacunas que lleguen, como una forma de alcanzar a más personas con mayor rapidez. Otro punto pendiente es el criterio de vacunación, sobre los grupos por priorizar en adelante.

Cardozo ratificó que la Provincia aspira a inmunizar al 70 por ciento de su población y ratificó el interés de Córdoba de comprar vacunas, acción que por ahora no se les permite realizar a los estados provinciales.

Cardozo ratificó al COE y valoró el “trabajo coordinado”

Durante la presentación de ayer, el ministro de Salud, Diego Cardozo, estuvo acompañado por la secretaria de Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, y por el titular del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Ledesma. Hizo un balance de las medidas implementadas a un año del inicio de la cuarentena y desmintió los rumores que señalaban que el COE dejaría de funcionar.

El ministro destacó la articulación del sector público con el privado como una de las claves del manejo de la pandemia en Córdoba. La inversión en infraestructura y equipamiento fue otro punto resaltado. También, las estrategias de identificación temprana de casos y los cordones sanitarios que se implementaron a partir de los brotes, que fue tomado luego como “ejemplo a nivel nacional”.

Cardozo marcó a la pandemia como “un proceso dinámico”, por lo que reconoció que varias veces debieron cambiar las tácticas de abordaje, de acuerdo con las actualizaciones de las investigaciones internacionales.

Puntos críticos

Las autocríticas del ministro respecto de los dos episodios que pusieron en jaque la credibilidad del sistema oficial fueron breves. Con respecto al caso del médico trucho Ignacio Martín, señaló que fue la Provincia la que presentó la demanda judicial en su contra apenas detectada la irregularidad, y en relación con la vacunación de funcionarios y personas por fuera del orden de prioridades, dijo que está a disposición de la Justicia.

A la vez, destacó la labor de todos los equipos de salud y de las instituciones profesionales y universitarias que colaboraron con los operativos durante un año de pandemia. Y dedicó un párrafo especial en homenaje a aquellos que “no van a estar en la segunda ola porque dejaron la vida luchando durante la primera”.

Error. En nuestra edición de ayer, consignamos por error la institución a la que pertenece el infectólogo Juan Pablo Caeiro. Caeiro, quien además es integrante del equipo que asesora al Gobierno de Córdoba en esta pandemia, es jefe de infectología del hospital Privado. Pedimos las disculpas del caso.

LA VOZ