Nuevo Sitio de la Memoria en Suardi

¡Compartir es demostrar interés!

El Intendente Hugo Boscarol, el Presidente del Concejo Municipal Gustavo Sella; los Concejales Analía Scarpolini, Diego Sella, Roberto Pelussi, Agustín Peretti y la Secretaria de Hacienda y Finanzas Jimena Lingua, los familiares de Gervasio Ramón Girau, familiares de José Antonio Manfredi y Comisión del Espacio de la Memoria Suardi fueron parte de las actividades donde se conmemoró y se mantuvo vivos en la reflexión y la memoria social los tristes acontecimientos acontecidos en la última dictadura militar.

Todo comenzó con el descubrimiento de un nuevo Sitio de la Memoria en Suardi, ubicado a metros de la “Estación de Arte”, sobre Calle Zavaleta, recordando a José Antonio Manfredi.

Luego, las autoridades y familiares se trasladaron a la Plazoleta “Gral. Manuel Belgrano”, dondeplantaron un árbol nativo, por iniciativa de la Comisión del Espacio de la Memoria Suardi.

En tanto, los familiares de los desaparecidos suardenses hicieron entrega a la Municipalidad y al Concejo Municipal, de material con datos de ambos como así también los pañuelos de madres de Plaza de Mayo con los nombres de José y Ramón respectivamente.

José Antonio “Pepe” Manfredi 

Nació  un 24 de Septiembre de 1948. El acta de nacimiento N°67, fue firmada por Osvaldo Garigliano, por aquel entonces encargado del Registro Civil, y quien fuera años más tarde, senador electo y uno de los fundadores del peronismo local.

Pepe transcurrió parte de su infancia en Suardi. Vivió en una casa ubicada sobre calle Zavaleta, al lado de la vieja YPF. Cursó primero inferior en el año 55, en la Escuela 6141, con N° 58 en el registro de inscripción escolar.

Sus padres, don Francisco Emilio Manfredi y doña Siria Margarita Sur. Sus abuelos, don Antonio Manfredi y doña Inés Campra, don José Sur y doña Juana Castagnino.

A fines de los 50 los Manfredi se mudaron a Rafaela. Y allí Pepe ingresó desde 3er. Grado a la escuela Nº1247 “Centenario de Rafaela”. La secundario en la 428 “Luisa R. de Barreiro”.

Fue empleado de Entel y estudiante de ingeniería, en la Universidad de Santa Fe. Militó en la Juventud Peronista. 

Fue secuestrado y desaparecido el 9 de diciembre de 1975, en la Estación de Servicio Isaura, ubicada en calle 25 de diciembre e Irigoyen Freyre, en Santa Fe.

Tenía 27 años, una compañera y dos hijos. Era delgado, alto, usaba anteojos. Era tranquilo, de hablar pausado y escuchar mucho y alguna vez dijo: «¿Sabrán mis hijos por qué no puedo estar cerca de ellos? ¿Entenderán algún día que todo lo que hago es para que vivan en una sociedad más justa, donde puedan ser felices con otros? ¿Lograrán cuando sean grandes comprender cuánto los amé?».

Se llamaba José Antonio Manfredi, le decían Pepe o Paco. 

Nació para vivir en nuestra memoria.