Plagas – Salvo el picudo, todas las plagas tienen domicilio en Córdoba

¡Compartir es demostrar interés!

En el departamento San Justo, en la campaña 2019/20 el 73,7 por ciento de los lotes de soja fueron tratados contra chinches y el 92,5 por ciento recibieron aplicaciones de fungicidas para evitar la proliferación de enfermedades de fin de ciclo.Los maíces implantados en Marcos Juárez fueron los que más tuvieron que enfrentar al hongo Puccinia sorghi, causante de la Roya; y la totalidad de los trigos de Río Cuarto y Juárez Celman enfrentaron a Drechslera tritici-repentis, el patógeno que provoca la Mancha amarilla.

Y en las jurisdicciones Colón, Totoral y Tulumba estuvieron las mayores incidencias a nivel nacional en el uso de híbridos de maíz con tecnología BT para evitar los gusanos cogolleros.

En general, en territorio cordobés hubo presencia de todos los insectos menos el picudo. Y en cuanto a las enfermedades, se detectaron todas, menos las referidas a la cebada, el Tizón en maíz temprano y la Roya negra o del tallo en trigo.

Estos son algunos de los datos que se pueden explorar en los nuevos mapas que lanzó la Red de Manejo de Plagas (REM) de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), con información georreferenciada por departamento de las aplicaciones realizadas por los productores en la temporada pasada con el fin de prevenir la acción de plagas y de enfermedades.

Cabe recordar que la REM nación como Red de Ensayos en Malezas y a partir de 2018 redefinió su plan estratégico para incorporar información y problemáticas referidas a insectos y a hongos, luego de que comenzaran a reportarse los primeros casos de tolerancia o resistencia a insecticidas y fungicidas.

Estos mapas, que se pueden consultar en https://www.aapresid.org.ar/rem-malezas/, se suman a los que ya venía realizando Aapresid referidos a malezas.

En concreto, el relevamiento incluyó encuestas telefónicas a una base de más de 200 profesionales. La información también fue validada por especialistas.

Los mapas incluyen datos de 200 departamentos o partidos de las 10 provincias argentinas con mayor superficie de agricultura extensiva (Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Luis, La Pampa y Buenos Aires): son más de 29 millones de hectáreas.

El relevamiento estuvo dirigido a las principales adversidades fúngicas e insectiles en soja, maíz (temprano y tardío), trigo y cebada. Se relevó tanto la presencia de las mismas como el porcentaje de lotes que requirieron tratamiento, identificándose además el porcentaje de uso de las tecnologías para el control de lepidópteros.

RESULTADOS

El informe muestra que la mayoría de las adversidades están presentes en toda el área mapeada. Y en lo que respecta a porcentaje de superficie tratada, se puede advertir dónde la plaga estuvo presente pero su nivel de daño no requirió tratamientos, como así también las zonas en las que sí hubo que controlarla.

Incluso, el mapa muestra la cantidad de aplicaciones realizadas por cultivo para cada insecto u hongo.

Las plagas relevadas en soja fueron lepidópteros (diferenciando cultivos BT como no BT), chinches, picudo, trips y arañuelas. En maíz, cogollero, con un desagregado de siembras tempranas y tardías, y bajo tres planteos tecnológicos: híbridos no BT, BT Cry y BT Vip.

En cuanto a las enfermedades, se reunión información sobre enfermedades de fin de ciclo en soja (Septoria glycines, Cercospora kikuchii, Colletotrichum truncatum, Phomopsis sp.), Roya del maíz (Puccinia sorghi), Tizón del maíz (Exserohilum turcicum), Roya amarilla o estriada del trigo (Puccinia striiformis f. sp. tritici), Roya anaranjada o de la hoja del trigo (Puccinia triticina), Roya negra o del tallo del trigo (Puccinia graminis f. sp. tritici), Mancha amarilla del trigo (Drechslera tritici-repentis), Septoriosis del trigo (Zymoseptoria tritici), Royas de la cebada (Puccinia sp.), Ramularia de la cebada (Ramularia collo-cygni) y Mancha en red de la cebada (Drechslera teres).

AGRO VOZ – LA VOZ