Con un DNU, el Gobierno modifica la ley de vacunas y habilita comprar dosis a Pfizer, Moderna y J&J

¡Compartir es demostrar interés!

Esto fue confirmado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la secretaria Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra, quienes brindaron una conferencia de prensa en Casa Rosada. “El decreto es para que la Argentina pueda adquirir vacunas pediátricas y para que pueda ampliar el espectro de vacunas disponibles para la vacunación de la población en general”, dijo Ibarra.

Y señaló que el DNU es el resultado de un proceso de negociaciones y conversaciones con los laboratorios estadounidenses que habían manifestado la imposibilidad de compatibilizar sus ventas con las disposiciones establecidas en la Ley de Vacunas 25.573 que el Congreso nacional sancionó en 2020. El DNU va a generar modificaciones sobre esa ley.

La funcionaria se refirió así a la actualización del marco legal respecto a las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra la Covid-19 y el acceso a vacunas para niños, niñas y adolescentes. “Fue un proceso arduo en el que se trabajó mucho con los equipos técnicos”, dijo Ibarra.

Y señaló que en los contratos rigen cláusulas de confidencialidad desde el inicio, lo cual es usual para cualquier tipo de vacunas. Y afirmó que los contratos de confidencialidad son “ley entre las partes”, por lo que los funcionarios “deben respetarlo” porque sino podrían incurrir en un incumplimiento.

Se creará un fondo de reparación Covid-19 para responder al pago de indemnizaciones por la eventualidad de que una persona pueda ser dañada por una vacuna comprada a estos laboratorios.

Y algo central, que hasta aquí impidió la llegada de las vacunas de los laboratorios estadounidenses: “Se suprime la negligencia como supuesto de responsabilidad para quienes tienen a su cargo la investigación, desarrollo, fabricación, provisión y suministro de vacunas de Covid-19”.

LA POLÉMICA PREVIA

El anuncio llegó un día después de que el Frente de Todos bloqueara en la Cámara de Diputados el tratamiento de dos proyectos de ley para facilitar la llegada de vacunas de Pfizer al país y un pedido de informes sobre el Plan de Vacunación.

Juntos por el Cambio pidió tratar las iniciativas en la sesión, pero no alcanzó la mayoría especial requerida y perdió la votación, con 122 votos en contra propinados por el oficialismo y algunos aliados.

Uno de los proyectos, presentado por la diputada mendocina Claudia Najul, instaba al Poder Ejecutivo a “realizar las gestiones necesarias” para adquirir vacunas de Pfizer “para ser utilizadas con prioridad en niños, niñas y adolescentes de 12 a 18 años con discapacidad, enfermedades oncológicas, fibrosis quística o enfermedades prevalentes”.

Desde mayo, las vacunas de los laboratorios estadounidenses Pfizer y Moderna han sido autorizadas en distintos países para el grupo de chicos de entre 12 y 18 años. El 3 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había recomendado no vacunar a este grupo etario siempre y cuando no haya prevalencias, debido a la escasez global de vacunas.

Este viernes también se confirmó que la vacuna monodosis desarrollada por la compañía Johnson & Johnson (J&J) arroja resultados positivos en Sudáfrica contra las variantes Delta y Beta y la respuesta inmune sigue siendo buena al menos hasta ocho meses después de su aplicación.

Hasta ahora el país cuenta con 26.847.730 dosis. Entre esta semana y septiembre llegarán 24 millones de vacunas de Sinopharm; se sumarán Sputnik V, producidas en Rusia y en los laboratorios locales de Richmond.

Además, el Gobierno prevé también que lleguen donaciones de Estados Unidos y compras de los fármacos elaborados por AstraZeneca (que aún adeuda 15 millones de dosis de las 22 millones compradas) y las estadounidenses Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

LA VOZ