Coronavirus: la semana próxima empezarían a vacunar a menores de 18 años

¡Compartir es demostrar interés!

l plan de vacunación en la Argentina se encamina hacia una nueva etapa en la lucha contra el coronavirus: la próxima semana, alrededor de 900.000 niños, niñas y adolescentes de entre 12 y 17 años que presentan comorbilidades o discapacidades comenzarán a recibir las dosis de la vacuna Moderna, donadas por Estados Unidos.

El nuevo panorama se abrió tras conocerse que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorizó el uso de ese desarrollo del laboratorio estadounidense para ese grupo etario. Ese visto bueno se replicará automáticamente en la Argentina porque la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) tiene un convenio de reciprocidad con el organismo regulador europeo.

El próximo paso está en manos del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que integran las autoridades sanitarias de todas las provincias, y que el próximo martes se reunirá para definir los criterios con los que se iniciará la campaña de vacunación de los menores de 18 años en el país.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, ya adelantó que las 3,5 millones de dosis enviadas desde EE.UU. se reservaron para “los menores de edad con comorbilidades”.

“Si contamos obesidad, cardiopatía, diabetes, enfermedad neurológica, ese grupo llega a casi 900 mil”, calculó la funcionaria.

En Córdoba, por proporción poblacional, serían más de 70 mil.

La partida de Moderna llegó al país el sábado pasado, por la voluntad de la administración de Joe Biden de donar vacunas a países en desarrollo. Argentina accedió luego de que el presidente Alberto Fernández modificara por decreto la ley de vacunas que establecía términos que impedían entendimientos con ese laboratorio y con Pfizer. Las vacunas de ambos tienen una tecnología (de “ARN mensajero”), diferente al resto de las formulaciones que se están aplicando.

La Agencia Europea de Medicamentos recomendó aplicar la Moderna en menores, en dos dosis, con un intervalo de cuatro semanas.

“Es una buena noticia y nos abre un camino con una de las mejores vacunas contra el Covid”, celebró el infectólogo Eduardo López, también integrante del comité asesor del Gobierno nacional.

La aplicación de Moderna también es alentadora porque el mes pasado ese laboratorio informó que su fórmula “produjo títulos neutralizantes contra todas las variantes probadas”, incluida la Delta, que se impone como una nueva amenaza en el mundo y también para Argentina.

“Estamos con la posibilidad de que en los próximos días o semanas empiece a circular la cepa Delta”, advirtió López, quien remarcó que esa situación exige que avancen los estudios en el país para evaluar la posibilidad de completar las dos dosis con vacunas diferentes.

“No se puede esperar mucho más tiempo porque tenemos mucha gente con una dosis y está demostrado que con una no se supera el 50% de eficacia” para la variante Delta, dijo.

m arribaron este viernes a Argentina desde China. (Presidencia)

AZTRAZENECA SUMÓ UN BUEN DATO

Ante ese panorama, el anuncio que realizó ayer la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca aportó otro signo alivio: un estudio concluyó que su vacuna (de masiva aplicación en Argentina) es “altamente eficaz” para prevenir casos graves causados por las variantes Beta y Delta del virus.

AstraZeneca informó de una eficacia del 82% ante la “hospitalización o fallecimiento” para las variantes Beta y Gamma (o de Manaos) después de una dosis, y del 87% ante la Delta (o de India).

Se espera, a la vez, que en las próximas semanas se conozcan los resultados de los estudios que se realizan en el país para determinar el nivel de efectividad que tiene la combinaciones de vacunas disponibles. “O viene el segundo componente de Sputnik o avanzamos con la vacunación combinada”, adelantó Jorge Geffner, investigador del Conicet que participa en esos análisis.

LA SPUTNIK DEMORADA

El Gobierno continuó ayer las gestiones con su par de Rusia para que se liberen envíos pendientes y demorados de la segunda dosis de la Sputnik V. Las nuevas conversaciones buscaron bajar el tono, desde ambas partes, a la controversia generada por la filtración de un mail enviado desde Argentina, con el reclamo por ese atraso.

“Reafirmamos nuestro trabajo conjunto para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina. Confiamos en que resolveremos todos los problemas de manera positiva y que continuaremos con el compromiso asumido”, expresaron las autoridades argentinas y rusas a través de un comunicado conjunto en el que también se recordó que se avanza con el refuerzo de la producción de la Sputnik V en los laboratorios Richmond, en Buenos Aires.

Sin embargo, antes de ese pronunciamiento, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, planteó: “Siempre hemos dicho que nuestra prioridad es cubrir las necesidades de vacunación de los rusos”.

LA VOZ