Sólo el 7% de los casos positivos del último mes estuvo vinculado a las escuelas

¡Compartir es demostrar interés!

La bimodalidad escolar está en retirada, al menos bajo este escenario sanitario de una continua contracción de los casos positivos de Covid-19, que en Córdoba ya arroja menos de mil contagios diarios desde el 25 de agosto.

Mientras los equipos técnicos de los ministerios de Salud y de Educación afinan los detalles para un regreso a las clases de manera plena, de acuerdo con lo que dispuso el Consejo Federal de Educación, varios datos sirven para analizar en perspectiva esta decisión.

En el último mes, se detectaron en Córdoba más de tres mil casos positivos de Covid-19 vinculados a los establecimientos educativos, tanto públicos como privados. De acuerdo con el último reporte del Ministerio de Educación, que abarca del 26 de julio al 26 de agosto, fueron 3.293 las personas identificadas con un diagnóstico positivo en entornos educativos. Esto se tradujo en 2.416 casos con aislamiento de burbuja.

En el mismo período, la provincia de Córdoba pasó de un total de 458.082 casos acumulados a 504.019. Es decir que se detectaron 45.937 nuevos contagios, y sólo el 7,1 por ciento estuvo vinculado a los entornos educativos.

Si se toma como dato únicamente el número de estudiantes de todos los niveles del sistema educativo cordobés – 836.433 alumnos–, la cantidad de contagios vinculados con las escuelas afectó a menos del 0,4 por ciento de la matrícula. El cociente se reduce aún más si se toman los docentes y personal administrativo.

El dato se enmarca dentro de un progresivo regreso a las aulas de los alumnos. Al menos 170 mil estudiantes del esquema educativo provincial ya regresaron a las clases presenciales diarias, según publicó recientemente La Voz. Se trata de uno de cada cinco estudiantes. A esto hay que agregarle los 3.800 asistentes a las escuelas municipales, que representan uno de cada cuatro de ese sistema.

Otro dato a tener en cuenta es que el 60 por ciento de los protocolos activados se dio a partir de integrantes de la comunidad educativa que tuvieron un contacto estrecho con un caso positivo. Y solamente el 0,9 por ciento de las guías que se activaron lo hicieron por personas con síntomas durante la jornada escolar.

Desde la Provincia apuntan a dejar atrás la bimodalidad y el esquema de burbujas respetando los protocolos sanitarios desde el 1º de septiembre para todos los estudiantes de los ciclos obligatorios.

Como parte de las nuevas disposiciones, se flexibilizaron las condiciones de cuidado. La distancia física entre alumnos se redujo de 1,5 metros a 0,9 metros, aunque se deben mantener los dos metros en los espacios comunes. A su vez, se deberá aumentar el tiempo de ventilación de los espacios.

Un punto para tener en cuenta, de acuerdo con las próximas flexibilizaciones en el sistema educativo, es que casi la mitad de los contagios se detectaron en el ámbito secundario. Del total de los 9.277 protocolos activados, el 46,8 por ciento se produjo en las escuelas secundarias. En las escuelas primarias, el indicador es del 36,7 por ciento y del 16,4 por ciento para el nivel inicial. La Provincia estima que será mucho más rápido y sencillo aplicar la presencialidad plena en nivel inicial y en primario, y que en el secundario podría llevar algo más de tiempo de ajustes.