La leche en polvo, otra “commoditie” que trae buenas noticias para Argentina

¡Compartir es demostrar interés!

Este martes 7 de noviembre, la multinacional láctea Fonterra realizó su primer remate del mes a través de la plataforma Global Dairy Trade.

Y los resultados fueron buenos para Argentina: la leche en polvo entera, principal producto de exportación de la cadena láctea local, aumentó 0,6 por ciento con respecto a la subas de 15 días atrás y superó, tras seis meses, los 4.000 dólares por tonelada.

En concreto, la cotización alcanzó los 4.008 dólares, lo que constituye un fuerte repunte desde los 3.552 dólares de fines de agosto, momento en que se cortó una racha bajista luego de que el precio orillara los 4.400 dólares a comienzos de marzo.

EVOLUCIÓN DE LA LECHE EN POLVO

La última vez que se habían superado los 4.000 dólares fue el 1° de junio, con 4.062 dólares.

Como ocurre con los valores de la soja y el maíz, estos precios son altos en términos históricos. En los últimos cinco años, por caso, el promedio se ubica en torno a los 3.000 dólares, con un piso de 2.600 dólares en noviembre de 2018.

Hace un año, la leche en polvo cotizaba a 3.200 dólares; es decir, que el precio subió 25 por ciento en los últimos 12 meses.

“El valor promedio de las 23 subastas de 2021 alcanza los 3.849 dólares la tonelada, los mayores luego de 2013 (4.677  dólares), con lo cual mantienen al mercado externo en este producto como atractivo para los exportadores, ya que se ubica también bastante por encima de la media histórica que está en torno a los 3.214 dólares en la serie de 13 años y en 2.981 dólares en la serie de los últimos seis años”, destacó al respecto el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (Ocla).

PROBLEMAS INTERNOS

Lo bueno es que el mercado de futuros de la leche muestra que estos valores se mantendrían en los próximos meses y podrían traccionar un buen escenario de precios para los tamberos argentinos.

“Los precios en general de las commodities lácteas están por encima de la media histórica y no se venían logrando para las exportaciones de Argentina. Con lo cual, si esta última suba repercute en los precios de exportación de nuestros principales productos, el mercado externo continúa siendo atractivo, sobre todo en el final del año con muchos precios congelados en el mercado interno y con un consumo retraído debido al fuerte deterioro del poder adquisitivo de los ingresos medios de la población”, subrayó el Ocla.

Sin embargo, lamentó los “atenuantes” internos que impiden un derrame directo de estos valores en la lechería nacional. “A estos precios hay que detraerles los derechos de exportación (nueve por ciento para la leche en polvo), agregarles reintegros fuertemente disminuidos y, sobre todo, convertirlos a pesos por un tipo de cambio oficial que lleva varios meses con un fuerte retraso respecto de los índices inflacionario”, enfatizó el Ocla.

AGRO VOZ – LA VOZ

Escribinos
Dejanos Tu Mensaje
La Radio 102.9
Hola!!
Dejanos tu Mensaje