Agustín del Negro fue el ganador de la Doble San Francisco – Miramar

¡Compartir es demostrar interés!

Más allá de los intentos, los primeros dos que salieron con todo hacia adelante fueron Sergio Fredes (KTM) y Juan Pablo Dotti (SEP), que en dupla y solos llegaron al primer embalaje de Altos de Chipión, donde en definitiva ganó Fredes, pero con una buena diferencia respecto del pelotón que venía detrás.

Con el paso de los kilómetros, a estos dos competidores se les sumaron otros 4, que fueron: Lauriano Rosas (Electro 3), Vladimir Martínez (Castaño Team), Tomás Conte (Continental San Luis) y Braian Vares (Pehuajó).

Este pequeño grupo de corredores fueron los que llevaron adelante toda la competencia, prácticamente a lo largo de la primera etapa. Es que ya llegaron emparejados al embalaje de La Paquita, con una buena ventaja sobre el pelotón mayoritario y se mantuvieron de esa manera luego de doblar por la Ruta Nº1 hacia el sur, pasando por Porteña y después por la localidad de Freyre.

 

Aprovechando su presencia entre los que «tiraban» de la carrera, Sergio Fredes fue quién se terminó imponiendo en las 4 Metas Sprint del domingo y con 12 puntos acumulados se terminó quedando con las metas volantes, algo que también le permitió llevarse un premio económico de los que otorga esta competencia.

Lo importante a esa altura de la carrera era tener en cuenta que de los 6 «escapados», ninguno había llegado bien posicionado en la etapa del sábado. Todos quedaron a más de 5 minutos del ciclista del SAT Agustín del Negro y por eso mientras este corredor mantenga su posición en el pelotón mayoritario sabía que tenía gran parte de la competencia ganada.

Esto, claro está, era sabido también por los compañeros del Sindicato Argentino de Televisión, entre los que estaba el sanfrancisqueño Juan Pablo Serrano, quién hizo una gran labor como «gregario», yendo en varias oportunidades adelante de ese grupo mayoritario, tratando de cuidar a Del Negro, para que pueda mantener la buena diferencia que había logrado en la primera etapa.

En el arribo a San Francisco, esta postura se mantuvo, ya que los que se «cortaron» adelante no pudieron nunca estirar la ventaja a más de 3 minutos y por eso en la línea de meta Agustín del Negro es quién se terminó imponiendo y sumando su nombre al rico historial de esta tradicional Doble San Francisco – Miramar.