Bajan los casos por departamentos en Córdoba – San Justo en el límite del crecimiento

¡Compartir es demostrar interés!

los casos de Covid-19 comienzan a bajar en casi todos los departamentos de Córdoba. Sin embargo, la incidencia de contagiados en la población es altísima, con lo cual sigue habiendo muchos casos activos que pueden propagar el virus.

Eso revelan la razón y la incidencia, dos indicadores que se utilizaron en 2021 para monitorear la evolución de la pandemia.

  • Razón. Es la división entre la cantidad de casos acumulados en los últimos 14 días y el mismo valor de los 14 días anteriores. Si es menor que uno quiere decir que los casos disminuyeron de quincena a quincena. Es el indicador más sensible a las variaciones.
  • Incidencia. Mide la cantidad de casos nuevos cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días. Es una indicador menos sensible. De manera indirecta muestra qué tan probable es que haya personas contagiando en una región.

BAJAN LOS CASOS EN CÓRDOBA

En 20 de los 26 departamentos de Córdoba la razón ya es menor a uno, es decir, que en estos últimos 14 días se detectaron menos casos que en la quincena anterior.

Este indicador solo muestra crecimiento de casos en Ischilín (1,49), Unión (1,27), Tercero Arriba (1,25), Marcos Juárez (1,22), General Roca (1,14) y San Justo (1,03).

DESCENSO DE CASOS

Riesgo epidemiológico en Córdoba 1/2
Riesgo epidemiológico en Córdoba 1/2

INCIDENCIA DE COVID-19 ALTA EN CÓRDOBA

Sin embargo, la incidencia es altísima en todo el territorio cordobés. Sobremonte es el departamento con menos casos cada 100 mil habitantes, con 1.264. En el otro extremo figura Ischilín, con 5.164.

“Una incidencia alta implica que todos tenemos más riesgo de contagiarnos o reinfectarnos, porque tenemos más probabilidades de cruzarnos con alguien infectado. La vacunación solo baja los riesgos de la patología tras el contagio, pero no baja el riesgo de contagiarse”, asegura Jorge Aliaga, investigador de Conicet que sigue de cerca la evolución de la pandemia.

Cabe recordar que en la primera quincena de diciembre, antes de que la variante Ómicron generara esta tercera ola, la incidencia promedio en Córdoba estaba por debajo de los 200 casos cada 100 mil habitantes.

INCIDENCIA ALTA INDICA MÁS CASOS ACTIVOS

Riesgo epidemiológico en Córdoba 2/2
Riesgo epidemiológico en Córdoba 2/2

La ciudad de Córdoba tiene ahora una incidencia de 4.184 y está segunda detrás de Ischilín. Eso significa que a cuatro de cada 100 habitantes le diagnosticaron Covid-19 en los últimos 15 días.

En la segunda ola, la incidencia en la Capital trepó hasta los 1.840 casos cada 100 mil habitantes el 9 de junio de 2021. Recién el 10 de septiembre el indicador bajó a menos de 200.

Es decir, tardó tres meses en descender a valores “normales”. De todas formas, los expertos creen que así como esta ola subió velozmente, también bajará más rápido que las anteriores.

“En la ola anterior costó muchísimo tiempo bajar la incidencia a menos de 100, que sería lo ideal, pero no creo que esta vez se tarde tanto. Va a bajar mucho más rápido, una vez que el sistema de testeo se normalice”, asegura Aliaga.

LA OCUPACIÓN DE CAMAS ES EL TERMÓMETRO

Razón e incidencia funcionaron muy bien como termómetros de la pandemia en el inicio del 2021. Pero las autoridades fueron prescindiendo de estos indicadores mientras avanzaba la vacunación.

El argumento es que las vacunas actuales no fueron diseñadas para prevenir los contagios, menos aún con la variante Ómicron. Pero sí resultaron muy efectivas para reducir las internaciones y muertes.

A fines de agosto, el Gobierno nacional modificó el semáforo epidemiológico. Ahora precisa que en ciudades o departamentos habrá situación de “alarma epidemiológica y sanitaria” cuando:

  • La ocupación de camas totales de terapia intensiva sea superior al 80 por ciento; y
  • La variación porcentual del número de pacientes internados en terapia intensiva por Covid-19 en los últimos siete días respecto de los siete días anteriores, sea superior al 20 por ciento.

Hasta el domingo, había 735 personas internadas por Covid-19 en la provincia, lo que representa una ocupación del 21 por ciento de las camas asignadas a esta patología, según los datos oficiales del Gobierno de Córdoba.

No obstante, según indican diferentes fuentes sanitarias, la situación en las terapias intensivas de las instituciones de Córdoba está lejos de ser aliviada. En algunos hospitales se supera el 80 por ciento de ocupación entre pacientes con Covid-19 y los que están por otras afecciones.

LA VOZ