Horror en Morteros: mató a su pareja, al hijo de ambos y se quitó la vida

¡Compartir es demostrar interés!

 

Un hombre asesinó a su pareja y al hijo de 4 años que tenían en común y se quitó la vida, en un hecho que conmociona a la ciudad de Morteros, según informó el Ministerio Público Fiscal.

La Fiscalía de Instrucción de Morteros, a cargo de Juan Avila Echenique, trata lo que se calificó como «un doble homicidio calificado seguido de suicidio» ocurrido en esa ciudad.

Sergio Domingo Galarza, de 43 años, es el hombre apuntado por el femicidio de su pareja, Susana Chiappero (34).

Según pudo conocerse, la pareja tenía una hija de 10 años, en tanto que la mujer de una relación anterior una adolescente de 16 años, que fue quien encontró los cuerpos sin vida cuando regresó del colegio.

Con respecto al horror que se vivió en la vivienda, se indicó que el hombre habría utilizado un arma blanca para terminar con la vida de la mujer y del niño, mientras que el supuesto asesino, se habría ahorcado en una planta ubicada en el patio de la casa.

La familia hacía unos 8 años que vivían en Morteros, pero eran oriundos de la localidad santafesina de San Cristóbal. De acuerdo a las primeras averiguaciones, se dedicaban al trabajo en tambos, pero además desarrollaban otras actividades comerciales.

Discusión en el almuerzo

Según los investigadores, en la hora del almuerzo se habría producido el detonante que finalmente terminó con la tragedia. 

En el sitio web El Regionalísimo, una amiga de la mujer contó que hacía unos tres meses que estaban separados, aunque viviendo en la misma casa. «Solo decía que estaba cansada de echarlo y que no se iba, pero nunca dijo tener miedo; nunca imaginé algo así», relató la amiga de Chiappero.

Por otro lado, una vecina de la pareja contó que nunca escuchó discusiones hasta esta mañana del lunes. Aclaró que sintió luego un golpe y que el pequeño niño gritaba, cerrándose luego las puertas y persianas de la casa.

Desde la fiscalía, una fuente cercana al despacho del fiscal Ávila Echenique indicó que no había antecedentes de denuncias por hechos de violencia familiar en el seno de la familia.