🔊 Semana del parto respetado: el rol de las «doulas» para contener a las mamás

¡Compartir es demostrar interés!

Del 16 al 22 de mayo se conmemora la Semana Mundial del Parto Respetado. En este contexto, LA RADIO 102.9 FM habló con Antonela Alassia; doula, puericultora, profesora de yoga para gestantes y estudiante de la Licenciatura en Obstetricia, quien desde hace varios años, asiste a las mamás durante el embarazo, parto y el puerperio.

El parto respetado es una modalidad de atención caracterizada por el respeto a los derechos de las embarazadas y sus hijos e hijas en el momento del nacimiento y en donde la mamá, su bebé y sus vínculos afectivos son los verdaderos protagonistas.

«Este año el lema es tener mejores partos para un futuro mejor y hace hincapié en una atención prenatal adecuada, el acceso a servicios especializados, donde los nacimientos se realicen en instituciones que cumplan con las condiciones obstétricas y neonatales esenciales, promoviendo un trato respetuoso hacia embarazadas, durante el embarazo, parto, nacimiento y puerperio», contó Alassia.

De la mano del parto respetado llega el rol de las doulas: doula es una mujer que ha experimentado un parto y que puede ponerse al servicio de otra mujer que va a pasar por lo mismo. Es un acompañamiento sostenido desde el embarazo hasta el puerperio. Ayuda a generar las condiciones que la parturienta necesita y no puede pedir. La doula está atenta a la luz, los sonidos, a alcanzarle un vaso de agua. En definitiva, a hacer que el trabajo de parto sea más placentero, rápido y efectivo.

Antonela Alassia al ser consultada sobre su rol en la región (Rafaela) comentó que las mujeres se están informando mucho sobre el tema y van en busca de un parto respetado pero tristemente son muy pocos los profesionales que cumplen con sus pedidos.

«Desde mi trabajo de doula siempre busco charlar con las mamás y hacerles saber cuales son sus derechos, recordar el poder que tienen en cuanto a la toma de decisiones sobre su cuerpo y que sepan elegir que quieren y que no para su parto», manifestó.

Por otro lado, Alassia remarcó que trabajando de manera interdisciplinaria y con profesionales predispuestos podemos logar que sean respetadas las condiciones de las mamás y no sean vulnerados sus derechos.

Es clave que los equipos de salud refuercen y retomen los avances alcanzados en relación a los derechos de las embarazadas, sus bebés y afectos. El equipo de salud no debe perder de vista el derecho a decidir de las embarazadas y el significado, siempre que no haya condición de salud que lo impida, del contacto piel a piel entre el/la bebé y la mamá inmediatamente después del nacimiento, la llamada hora de oro u hora sagrada.

 

 

 

Escribinos
Dejanos Tu Mensaje
La Radio 102.9
Hola!!
Dejanos tu Mensaje