Cumbre de Alcaldes C40 – Alimentación, transporte verde y ciudades inclusivas y sustentables, los ejes de la C40

¡Compartir es demostrar interés!

Recuperación verde, justa e inclusiva con creación de empleo; ciudades y financiamiento sustentable y la relación entre la alimentación y el cambio climático fueron los principales ejes de la segunda jornada de la Cumbre Mundial de Alcaldes de C40 que reúne a más de un centenar de funcionarios municipales en Buenos Aires.

«Sus ciudades, probablemente, están contribuyendo altamente a los gases de efecto invernadero», se vuelven «vulnerables a desastres naturales» y se «sofocan debido a la contaminación del aire», apuntó durante la exposición de apertura María Neira, directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La especialista agregó que los hospitales de las distintas ciudades se llenan de «pacientes expuestos a la contaminación, con cáncer de pulmón y enfermedades infecciosas», y si bien «la buena noticia es que hacemos diagnósticos, también nos preguntamos qué hacer».

A través de una conexión virtual desde Ginebra, Neira pidió a los mandatarios presentes que «promuevan un transporte sustentable, los combustibles fósiles nos están matando», y remarcó que «cuanto más se promueve el ciclismo baja el nivel de diabetes y los problemas relacionados a la salud mental. Habrá resultados magníficos», aseveró.

Quin Weizhong, alcalde la ciudad china de Shenzhen, destacó que están mejorando su red de transporte verde «enfocados en construir un sistema de transporte público ecológico bajo en carbono, que conecte redes de tráfico ferroviario de autobuses y no motorizados».

Luego destacó que Shenzhen cuenta con «al menos una parada de colectivo (verde) en un radio de 500 metros», y que «a fines de este año el kilometraje de transporte ferroviario urbano superará los 500 kilómetros de carriles para vehículos no motorizados y 3.000 kilómetros de vías verdes urbanas».

Más tarde, el alcalde de Nueva York, Eric Adams, enfocó en la relación entre la alimentación y el cambio climático y cómo los modos de producción contribuyen a generar y concentrar gases de efecto invernadero.

«Hemos encontrado que los alimentos son una de las mayores fuentes de emisiones en la ciudad y que es fácil de controlar y de cambiar», dijo.

«Más de 30 millones de estadounidenses sufren de diabetes, un número altísimo y no se puede culpar al individuo, algo está mal en el sistema, y cuando evalué el sistema alimentario vi que no era solo no saludable, sino insostenible. Los estadounidenses están sufriendo de obesidad a niveles altísimos y también de enfermedades crónicas», señaló.

También precisó que «la mitad del agua dulce que se usa en los Estados Unidos se utiliza para alimentar y dar bebida al ganado; el 30% de la tierra se utiliza para el ganado».

«Reducir la ingesta de carne no sólo implica una mejora en su propia vida y su salud, sino transformar un sistema, reducir las emisiones de carbono, todo comienza en nuestro plato», advirtió.

Adams destacó acciones que tomó en su distrito como la inclusión de más vegetales en las escuelas y la opción de menúes vegetarianos en comercios, y detalló que «el 60% de los pacientes de nuestro hospital eligen comidas vegetarianas. Esto no solo da resultados en la salud, sino que baja las emisiones de carbono».

Por último, Francis Suarez, alcalde de Miami, afirmó que «para los alcaldes el clima no es algo político, somos el pilar de los esfuerzos del país para reducir los gases de efecto invernadero, no tenemos la posibilidad de mirar para otro lado, el clima no es algo teórico, es real».

«Tenemos huracanes cada vez más devastadores, temperaturas en aumento que aumentan el nivel del mar» que traen «la proliferación de mosquitos que trasmiten enfermedades», destacó Suarez presente en el evento del Centro de Convenciones de la Ciudad (CEC) de Buenos Aires.

Suarez destacó que en su ciudad se están llevando a cabo proyectos para revertir los efectos de las condiciones climáticas extremas como «códigos de edificación que puedan soportar los vientos provocados por huracanes, un servicio de tranvías gratuito, edificios verdes y la instalación de luces LED», que «van a mejorar la calidad de vida».

«No hay acción más real que a nivel local, y cada uno de estos alcaldes tiene una historia para contar acerca de cómo hacen que nuestras ciudades sean más resilientes y qué están haciendo para bajar la producción de carbono», aseveró Suarez.

Durante el encuentro también expusieron la alcaldesa de París, Anne Hidalgo; el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle; Martina Otto, secretaria de la Coalición de Clima y Aire Limpio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y Rafal Trzaskowski, alcalde de Varsovia, entre otros especialistas y mandatarios.

El C40 continuará este viernes con sesiones temáticas sobre «emisiones de metano y consumo; finanzas verdes y colaboración entre ciudades» y por la tarde con la jornada «Financiando la transición verde».

ALCALDES APOYAN EL CONCEPTO DE LA «CIUDAD DE 15 MINUTOS» APLICADO EN PARÍS

Alcaldes del mundo coincidieron , durante la cumbre del C40 sobre cambio climático, en elogiar el concepto de «Ciudades de 15 minutos», que contempla que los vecinos puedan tener los servicios y espacios verdes a poca distancia de su vivienda, y destacaron que el modelo promueve «una proximidad relacional» y está vinculado con «la inclusión social y con la ecología».

El esquema fue diseñado y puesto en marcha en Paris por el urbanista y profesor de la Universidad de La Sorbona Carlos Moreno, quien fue el primer orador de uno de los paneles que conformaron la agenda del foro internacional que comenzó hoy en la Ciudad de Buenos Aires y en el cual participan más de 120 alcaldes globales.

Según informaron, en el marco de la cumbre algunos de los líderes comunales adhirieron al programa de Vecindarios Verdes y Prósperos a través del cual se fomentarán «pruebas pilotos» sobre el concepto para las políticas de «Ciudad de 15 minutos» en al menos cinco grandes urbes como una medida que plantea reducir los desplazamientos de las personas que impactan al ambiente.

«El concepto urbano implica darle a la proximidad de los vecindarios una transformación que permita que las ciudades salgan de 70 años de fragmentación y con largas distancias para recorrer cada día», explicó Moreno y destacó la importancia en ese proceso de «la participación ciudadana».

Roberto Gualtieri, alcalde de Roma, la ciudad capital de Italia, marcó «la necesidad de reducir las distancias sociales y territoriales que conllevan a la desigualdad y también con el propósito de combatir contra el cambio climático».

«Se trata no solo de una proximidad física, sino que exista una proximidad relacional en donde las personas sean protagonistas de la construcción de las relaciones humanas», agregó el jefe comunal que impulsa la adopción del concepto urbano en Roma.

Por su parte, Claudio Orrego, de la Región Metropolitana de Santiago de Chile, consideró que la idea «es la de una ciudad a escala humana» y sostuvo que «está vinculada con la inclusión social y la ecología».

«Requiere, sin embargo, de mucha voluntad política y de mucha participación ciudadana. Es decir, los que la pasan, los que viven allí, los que trabajan y los que estudian en la ciudad».

TELAM

Escribinos
Dejanos Tu Mensaje
La Radio 102.9
Hola!!
Dejanos tu Mensaje