En el primer finde de caminatas se vió poca gente y cuidándose

¡Compartir es demostrar interés!

Pasó el primer día de saliditas con los niños y la postal fue de alivio por la posibilidad de ir recuperando las rutinas de una vida normal, aunque esta vez en medio de una pandemia mundial.

En Brinkmann, en la tarde del sábado se vió menos gente de lo que se esperaba y en todos los casos con actitudes precavidas, con barbij, cuidandose y cumpliendo las recomendaciones.

Muchos papis con su hijos en bicicleta y las mascotas caminando y aprovechando el sol.

En las plazoletas y plazas no se vieron mas que 5, 8 o 10 personas, todos con barbijos y cumpliendo los protocolos de las caminatas que decidió el COE Central y el Comite de Crisis local.

En la jornada del domingo, el sol, poco viento regalaron un hermoso día y se vieron más personas saliendo a caminar.

Inspectores Municipales diseminados por toda la ciudad controlaron documentos y hasta tuvieron que llamar la atención a quienes no entendieron o igual quisieron trasgredir las reglas y salieron en bicicletas, se sentaron a tomar mates.

Mañana domingo será el turno de aquellos vecinos, grandes y chicos, cuyo DNI termine en número impar.