Causa AFIP: el juez Montesi comenzó a indagar a los detenidos

¡Compartir es demostrar interés!

Al cumplirse una semana del megaoperativo llevado adelante por Gendarmería Nacional Argentina (GNA) en nuestra ciudad Morteros, Devoto y Frontera, este lunes el juez federal de San Francisco, Pablo Montesi, comenzó a tomar declaración indagatoria a los detenidos en la causa, que son 9 en nuestra zona -tres prófugos- pero ascienden a más de 30 a nivel nacional.

El magistrado indagó al contador sanfrancisqueño Lucas Zopetto, quien fue asistido en la defensa por el defensor oficial Esteban Lozada. Se especula que hoy Montesi continuará con las indagatorias al resto de los detenidos, entre ellos el contador Miguel Montali.

Se pudo conocer que hasta el momento hay 33 personas imputadas entorno a esta megacausa que se inició a partir de una investigación ordenada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

En la causa, en nuestra región hay 9 detenidos y tres prófugos -los hermanos Tapiero y la esposa de uno de ellos, ya que por medio de su abogado solicitó la exención de prisión y desde la fiscalía le fue denegada-. Por otra parte, uno de los camiones de los Tapiero -son transportistas de cargas- habría sido secuestrado días atrás en los controles que se realizan en los accesos a San Francisco por carecer el conductor de licencia de conducir.

Todos detenidos están alojados momentáneamente en la Unidad de Contención del Aprehendido (UCA) de la ciudad de Córdoba en donde realizan cuarentena, posteriormente, en caso de continuar detenidos, será el Juez federal quien determine el lugar de alojamiento.

En la causa, además del juez Pablo Montesi, también interviene el juez Ricardo Bustos Fierro de la ciudad de Córdoba y las investigaciones se reparten entre los fiscales Enrique Senestrari y Maximiliano Hairabedian, de la capital provincial, y Luis María Viaut de nuestra ciudad.

La investigación 

Las detenciones se produjeron tras casi 100 allanamientos realizados en Córdoba y otras seis provincias en una causa por presunta evasión fiscal de 430 millones de pesos montada por un entramado de estudios contables y empresas dedicadas a la generación de facturas electrónicas apócrifas, según informaron la Afip y Gendarmería Nacional.

La Justicia realizóallanamientos en inmuebles ubicados en las provincias de Córdoba, Santa Fe, San Juan, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Buenos Aires y la ciudad de Buenos Aires y dispuso la detención de 33 personas.

En San Francisco se allanaron estudios contables mientras que en Devoto fue allanada la sede del Grupo Cooperativo Devoto y fue detenido sui gerente, Domingo Benso, un referente del movimiento cooperativo a nivel nacional.

Cómo era la maniobra

Se sospecha que algunos acusados de integrar la organización delictiva fabricaban las facturas mientras que otros las emitían conforme al pedido de los “clientes” que solicitaban la “clonación” (copia de la factura verdadera por otra que a simple vista parece válida) de facturas y de tickets.

Se emitía la documentación y se enviaba de manera digital (vía WhatsApp y/o correo electrónico), mientras que, asimismo, había otros implicados en la venta de las facturas y otros a “prestar” el nombre (serían 87 contribuyentes que estarían involucrados).

Las estimaciones preliminares arrojan que las usinas de facturas apócrifas investigadas a lo largo de un año emitieron comprobantes por más de 2.800 millones de pesos. A través de esas facturas falsas se habrían facilitado maniobras de evasión de impuestos por 430 millones de pesos entre los años 2017 y 2020.

Los delitos investigados son asociación ilícita, adulteración de registros, evasión calificada y administración fraudulenta.

Además de Benso en Devoto fueron detenidos Mauricio Pizzi; su esposa, María Abtt, y Diego Manzotti; los contadores Omar y Agustín Gianelli, padre e hijo, de Morteros, lo mismo que Pablo Barbieri.

LA VOZ DE SAN JUSTO